Los ríos y las quebradas son bombas de tiempo - Diario La Verdad de Vargas

Los ríos y las quebradas son bombas de tiempo

Las lluvias continúan cayendo, con una persistencia que preocupa a quienes se han visto obligados a vivir en las cercanías de ríos, quebradas y torrenteras que temen por su seguridad, pues la alta maleza y la acumulación de desechos sólidos son considerados una bomba de tiempo.

Jackelin Mendoza, habitante de Punta de Mulatos, en La Guaira, manifestó que hace 6 meses la quebrada fue limpiada solamente hasta el puente, es decir, por donde transitan los vehículos.

“En la parte alta la situación es mucho peor. En La Veguita es como si no necesitara un puente, pues es tanta la maleza y los desechos que fácilmente las personas cruzan de un extremo al otro. Lo peligroso de todo esto, es saber que de haber una fuerte crecida todo eso llegará a la parte baja y seremos muchos los afectados”.

“Siempre debo tener las ventanas cerradas, poco dejo salir a los niños. Acá fácilmente encuentras partes de carro, neveras, cocinas y hasta colchones. En definitiva, esto es un cementerio de desechos esperando ser arrastrados por una crecida”.

La situación es igual en el río San José de Galipán en Macuto, pues allí ya ni recuerdan cuando fue la última vez que limpiaron el cauce. “Tenemos años viendo como la maleza crece, hasta el punto que ya se hace imposible ver la carretera que sube a Montezuma”, comentó Abraham Aponte, vecino de La Guzmania.

De igual forma, se encuentran el río de El Cojo en Macuto y la quebrada Las Pailas en Mare Abajo, en Urimare.

David Martínez, de Mare Abajo, aseveró que cuando la quebrada crece pasan días sin poder transitar el lugar, pues son muchos los escombros que deja.

“Esto se cuenta y no se cree. Esa viga que está en todo el medio de la calle es arrastrada por la quebrada, es decir, eso viene con fuerza. Además de deja en el camino árboles y piedras. El detalle está en que nadie se ocupa de eso, todo se lo invierten a la cinta costera”.

Esperan que pronto las autoridades se aboquen a limpiar a profundidad, pues afirmaron que muchas veces solo lo hacen de manera superficial o hasta donde es visible desde la vía principal.

“En caso de venir limpian por donde pasa la reina, aunque saben que en las partes altas es donde se encuentra el mayor peligro”, dijo Martínez.

Por Gabriel Hernández

También te puede interesar