Rosberg pasó un susto en los entrenamientos

El piloto alemán de Fórmula Uno Nico Rosberg (Mercedes) aseguró que tuvo «suerte» de no acabar en el muro tras el pinchazo de su rueda trasera derecha en la segunda sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Bélgica, en la que terminó como piloto más veloz.

«En la segunda sesión tuvimos un momento de ‘shock’ cuando mis neumáticos traseros fallaron. Cuando vas a 300 kilómetros por hora y algo va mal, es horrible. Podría haber terminado en el muro y, para ser honestos, tuve suerte de no acabar ahí. Tenemos que investigar con Pirelli qué es lo que pasó», declaró Rosberg.

El piloto alemán se mostró satisfecho por los resultados y el ritmo de carrera que ha tenido en esta primera jornada.
«El circuito es fantástico y nuestro coche parece ser rápido de nuevo. Me sentí genial y estoy contento con el ritmo», agregó.

https://youtu.be/Cw7bZymyT30