Panamá cierra frontera a migrantes sin visa

Autoridades panameñas advierten que no permitirá la entrada a los migrantes venezolanos irregulares que viajen desde el norte hacia el sur del continente, como muchos pretenden hacer luego de que Estados Unidos les cerró la frontera terrestre.

Samira Gozaine, directora del Servicio Nacional de Migración (SNM), dijo que «todos esos venezolanos que pasaron la frontera en su camino hacia Norteamérica y pretendan regresar por ese mismo camino requieren visa autorizada para ingresar a Panamá, y no se les está autorizando ingresar por las fronteras de Costa Rica».

Recordó que esta medida está vigente desde 2017, cuando se estableció a los nacionales de Venezuela el requisito migratorio de visa estampada.

Los migrantes son recibidos en estaciones de recepción migratoria (ERM) situadas en la frontera con Colombia (sur) y con Costa Rica (norte), donde toman sus datos biométricos y reciben alimentación y atención médica.

Decenas de migrantes se aglomeraron el sábado en el principal aeropuerto panameño, Tocumen, en busca de un boleto, pero fueron retirados del lugar en autobuses hacia un «albergue temporal» alquilado por la Embajada de Venezuela.

Gozaine afirmó que el SNM está «tratando de apoyar» en lo que puede “a la Misión Diplomática de Venezuela, que está a cargo” del albergue temporal, «un galpón que tienen alquilado para que esta gente no esté a la intemperie ni disgregada» por la capital.

En este albergue están personas que «están comprando sus tiquetes para hacer su retorno voluntario a Venezuela», y las que no tengan ahora los recursos económicos serán trasladados a la estación migratoria que tiene el SNM en los Planes de Gualaca, cerca de la frontera con Costa Rica.

Este año ha transitado por Panamá la cifra récord de 204.986 migrantes irregulares quienes entraron por la peligrosa selva del Darién, la frontera con Colombia. El 71,8% de ellos son venezolanos, según cifras oficiales suministradas a EFE este domingo.

También te puede interesar