¿Qué es la viruela del mono? - Diario La Verdad de Vargas

¿Qué es la viruela del mono?

Es una enfermedad zoonótica viral, es decir que puede transmitirse de animales a humanos, y es causada por el virus viruela del mono, que desde mayo del 2022 se ha convertido en una preocupación porque comenzó a propagarse de persona a persona, estando presente ya en 92 países con 35.000 casos y cobrando 12 vidas.

Esta enfermedad se detectó por primera vez en varios simios de un laboratorio en 1958, pero la mayoría de los animales susceptibles de contraerla y contagiar a personas son roedores, como las ratas gigantes de Gambia, los lirones o los perros de las praderas.

Los síntomas generalmente incluyen fiebre, dolor de cabeza intenso, dolores musculares, dolor de espalda, poca energía, ganglios linfáticos inflamados y erupciones o lesiones en la piel.

La erupción se comienza ver en el primer o tercer día del comienzo de la fiebre, estas lesiones pueden ser planas o ligeramente elevadas, en su primera fase están llenas de líquido transparente o amarillento que luego forman costras, que se secan y caen.

El número de lesiones en una persona varía entre unas pocas y varios miles. La erupción tiende a presentarse en la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. También se pueden encontrar en la boca, los genitales y los ojos.

Esta sintomatología suele durar entre dos y cuatro semanas, y desaparecen por sí solos sin tratamiento. Pero en algunas personas pueden provocar complicaciones médicas e incluso la muerte. Los recién nacidos, los niños y las personas con inmunodeficiencias pueden correr el riesgo de sufrir síntomas más graves y morir por la enfermedad.

Algunas de estas complicaciones incluyen infecciones de la piel, neumonía, confusión e infecciones oculares que pueden provocar la pérdida de la visión. Se estima que entre el 3% y 6% de los casos en donde la viruela de mono es endémica ha terminado en defunciones.

La forma de contagio es de persona a persona cuando el infectado tiene los síntomas, y se da a través del contacto con la piel, con las erupciones, los fluidos corporales como pus o sangre, o saliva, con las costras que son particularmente infecciosos.

Igualmente, con el contacto con objetos que han estado en contacto con la persona infectada como la ropa, sábanas y cobijas, las toallas, objetos como utensilios para comer, y las superficies que hayan sido tocadas por el contagiado.

El virus puede además transmitirse de una mujer embarazada al feto a través de la placenta. Esta enfermedad no es de transmisión sexual, pero como se puede contagiar por contacto piel con piel y con la saliva,  suelen salir llagas en el área genital, hay un alto riesgo de contraer la enfermedad en el acto sexual. Igualmente, cuando un enfermo tose puede contagiar a las personas que están cerca de él.

Para disminuir el riesgo de contagio, debemos limitar el contacto con personas que sospechen tener la dolencia o sean casos confirmados. Si necesita tener contacto físico con un contagiado, pídale al contagiado cubrir las lesiones en la piel. Usted deberá llevar una mascarilla médica cuando esté físicamente cerca de ellos, especialmente si tosen o tienen lesiones en la boca. Evite el contacto piel con piel y si tiene algún contacto directo use guantes desechables. Use máscara si tiene que tocar la ropa o ropa de cama de una persona infectada.

Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o use un desinfectante para manos a base de alcohol, especialmente después de haber entrado en contacto con la persona infectada, con su ropa, otros elementos o superficies que haya tocado o que puedan haber estado en contacto con el sarpullido o secreciones respiratorias.

Lave la ropa, toallas y sábanas de la persona contagiada y los utensilios para comer con agua tibia y detergente. Limpie y desinfecte cualquier superficie contaminada y elimine los desechos contaminados de manera adecuada.

Si sospecha de haberse contagiado comuníquese inmediatamente con su doctor para obtener asesoramiento, pruebas y atención médica si cree que tiene los síntomas o ha estado en contacto con alguien infectado. Si es posible, aíslese y evite el contacto cercano con otras personas. Lávese las manos frecuentemente y siga los pasos enumerados anteriormente para proteger a los demás del contagio.

También te puede interesar: