Nuevas imágenes captadas por el telescopio James Webb - Diario La Verdad de Vargas

Nuevas imágenes captadas por el telescopio James Webb

James Webb, es el telescopio espacial más potente y complejo del mundo, porque en menos de 24 horas puede capturar imágenes más nítidas del universo, mientras que el Hubble pueden tardar semanas.

La @nasa_es publicó imágenes extraordinarias del universo, como el Quinteto de Stephan donde se observa cinco galaxias, cuatro de las cuales interactúan. (La galaxia de la izquierda está en realidad mucho más cerca de nosotros que el resto del grupo). Estas galaxias en colisión se están tirando y estirando unas a otras en una danza gravitacional.

Es la mayor imagen de Webb hasta la fecha, y cubre un área del cielo de 1/5 del diámetro de la Luna (vista desde la Tierra). Contiene más de 150 millones de píxeles y está construida a partir de unos 1.000 archivos de imágenes. La nueva imagen de Webb ofrece una vista excepcional de las estrellas en sus primeras y rápidas etapas de formación. Para una estrella individual, este periodo solo dura entre 50.000 y 100.000 años.

Luego publicó dos imágenes donde se puede apreciar la nebulosa planetaria llamada Nebulosa del Anillo del Sur (NGC 3132) y su par de estrellas que están unidas en una órbita, una más joven y brillante, y la otra más opaca que está muriendo, expulsando gas y polvo. Las estrellas y sus capas de luz, se roban la atención en la imagen de NIRCam, mientras que el polvo brillante es el protagonista de la imagen de MIRI. En miles de años, estas capas delicadas y gaseosas se disiparán en el espacio que las rodea.


También el telescopio nos regaló la impresionante imagen en la que se aprecia detrás de la cortina de polvo y gas unos “Acantilados cósmicos” donde hay estrellas bebé que antes estaban ocultas. La nueva imagen de Webb nos ofrece una vista excepcional de las estrellas en sus primeras y rápidas etapas de formación. Para una estrella individual, este periodo solo dura entre 50.000 y 100.000 años.

Por último el telescopio espacial @nasawebb ha captado la inconfundible señal del agua, indicios de bruma y evidencia de nubes (que se pensaba no existían allí) en este planeta. Este es el espectro de un exoplaneta más detallado hasta la fecha.

Un espectro se crea cuando la luz se divide en un arcoíris de colores. Cuando Webb observa la luz de una estrella, la cual se filtra a través de la atmósfera de este planeta, su espectrógrafo se divide en un arcoíris infrarrojo. Al analizar esa luz, los científicos pueden buscar las señales características de elementos y moléculas específicos en el espectro del planeta. En otras palabras, puedes pensar en este espectro como en un código de barras de la atmósfera de WASP-96b.

Ubicado en la constelación del Fénix en el cielo del hemisferio sur, WASP-96b está a unos 1.150 años luz de distancia. Es un planeta gigante, y caliente con una atmósfera “inflada”, y orbita alrededor de una estrella parecida al Sol desde muy cera. De hecho, su temperatura es superior a 538 °C (1.000 °F), significativamente más caliente que cualquier otro planeta en nuestro sistema solar.