Guaireños visitaron los cementerios el Día del Padre - Diario La Verdad de Vargas

Guaireños visitaron los cementerios el Día del Padre

Fueron muchos los guaireños que decidieron visitar los cementerios el Día del Padre, pues aseguraron que es la única manera que tiene para agradecerles a quienes en vida le entregaron amor y protección.

Deyanira Albarraz se encontraba acompañada de sus 5 hijos visitando la tumba de su exesposo, quien falleció hace 3 años.

“Es la forma más linda que se tiene para que mis hijos compartan donde descansa su padre. Vengo cada vez que ellos me lo piden, aunque en ocasiones es difícil por el trabajo, pero trato de complacerlos”.

Otros familiares no solo visitan a su padre, sino también a sus hijos y hermanos quienes ya fallecieron. Tal es el caso de Nélida Guillen.

“Vengo por dos motivos, mi padre quien falleció hace 50 años y mi hijo que tiene un año y nueve meses. En este momento ponerle unas flores y rezar por su descanso eterno es lo que suelo hacer”.

«Vino más gente que el Día de las Madres»

El administrador del Cementerio de La Guaira, Carlos López, aseguró que la fluencia de visitantes ha sido mayor en relación al Día de las Madres, hecho que lo dejó muy impresionado.

“Vino mucha gente hoy, posiblemente se deba a los buenos comentarios que hemos recibido de los dueños de bóvedas, quienes afirman que en otros años solo el camposanto era limpiado en momento específicos, mientras que ahora se mantiene lo mejor posible”.

Entre lágrimas

De igual forma, la nostalgia se apoderaba de quienes viene cada domingo Día del Padre al cementerio.

“Mi padre tiene 5 años que murió, hoy al ser una fecha conmemorable me es difícil venir al cementerio por lo que representa, ya que es saber que no esta físicamente conmigo, pero son cosas del destino y que solo Dios sabe porque lo hace”, comentó Del Valle García entre lágrimas.

Ramos campesinos entre los regalos

Zoraida Mireles tiene más de 30 años vendiendo flores en las adyacencias del Cementerio de La Guaira, y aseveró que las ventas fueron buenas, pues los precios eran asequibles.

“El precio varía según lo que solicite el cliente. Tenemos ramos de 12 y 15 bolívares, por ejemplo. Las gladiolas aún se venden en 2 dólares, mientras que ofrezco dos rosas por 3 dólares”.

Los ramos campesinos eran lo más llevados, pues lo mismo son vistosos y no excedían los 20 bolívares. “Ayer el cementerio no abrió e igual muchos vinieron a comprar para asegurar sus flores en un menor precio”, dijo Mireles./jd

Por Gabriel Hernández

También te puede interesar