Adiós a Internet Explorer - Diario La Verdad de Vargas

Adiós a Internet Explorer

Internet Explorer dice adiós y seguramente no lo extrañaremos. Posiblemente dejaste de usarlo hace varios años y los más jóvenes nunca lo utilizaron. Como aplicación informática hoy es intrascendente, pero es importante reconocer que fue protagonista en su momento de toda una era en la tecnología mundial.

Microsoft retiró oficialmente este miércoles 15 de junio la aplicación de escritorio de Internet Explorer 11. Según expertos, IE, es hoy en día innecesario en la tecnología mundial: lento; incompatible con estándares; inseguro por defecto y sin las capacidades del nuevo Edge que es la referencia de Microsoft en navegación web, el gigante del software lleva tiempo buscando soltar lastre y eliminarlo por completo. Ya es un hecho.

Hace un año Microsoft anunció que no era funcional y venía recomendado el uso de Edge y de otros navegadores modernos. Incluso le había quitado el título de «navegador» dejándolo con el término, «solución de compatibilidad«. Más aún, el responsable de ciberseguridad de Microsoft destacó que no debía ser utilizado en el trabajo diario y publicó un artículo cuyo titular lo decía todo: «Los peligros de usar Internet Explorer como su navegador predeterminado«.

Una vez completado el despliegue del Edge Chromium catalogado como (el mejor navegador de la historia de Microsoft, a la altura en rendimiento, compatibilidad, seguridad y características de cualquier otro navegador moderno) no tiene ningún sentido mantener Internet Explorer en circulación.

Además, Edge cuenta con un modo IE que permite usar un segundo motor (MSHTML) específicamente dirigido para ejecutar esas aplicaciones que aún no se han migrado a otros navegadores modernos. Se ejecuta en una pestaña de Edge sin la necesidad de ningún otro tipo de software y por supuesto sin tener que usar el obsoleto Internet Explorer. Microsoft ha garantizado su soporte hasta 2029 por lo que las empresas que aún lo necesiten tienen tiempo de sobra para migrar.

Llegó al mercado hace más de 26 años y fue creado sobre la base del código del Spyglass Mosaic y llegó como parte del paquete «plus» publicado para Windows 95 . Era una época de dominio cuasi absoluto del Netscape Navigator, el primer navegador comercial, pero este lanzamiento y la posterior «guerra de navegadores» lo cambió todo.

Microsoft no tuvo que trabajar demasiado para popularizar su navegador. Daba igual que fuera mejor o peor que la competencia, simplemente con incluirlo como parte de sus sistemas operativos logró defenestrar a Netscape y consolidar un monopolio que duró 20 años (nada menos).

La estrategia de Microsoft fue polémica y fueron múltiples las demandas judiciales y ante los organismos reguladores bajo el argumento de ese aprovechamiento ilícito de la cuota de Windows, que terminaba por perjudicar al resto de competidores al no ofrecer alternativas de uso. Su instalación por defecto en Windows fue el verdadero valedor de IE, porque Mozilla (posterior Mozilla Firefox), el desarrollo abierto surgido de la liberación de Netscape, fue mejor navegador que Internet Explorer durante esas dos décadas.

Con información de: https://www.muycomputer.com/