En Mirabal reina el descontento porque la falta de agua es grave - Diario La Verdad de Vargas

En Mirabal reina el descontento porque la falta de agua es grave

Solo en horas de la madrugada, cuando los habitantes están durmiendo, es cuando llega el agua por tubería al sector 4 de Mirabal. En la mañana ya no sale ni una gota, por lo que casi todos se quedan igual de secos.

“El domingo pasado la pusieron después de más de 15 días. En mi casa no tuve la oportunidad de llenar ni un pipote porque ni siquiera avisaron que la pondrían. Están haciendo los que les da la gana con nosotros. Ya estamos cansados de la misma situación”, denunció Desiree Bello.

No solo la escasez de la potable ha generado el descontento en la zona, sino también el retardo de las bolsas subsidiada por el Gobierno, a las que según contó Ana Fuente les quitan el aceite, la leche y el azúcar «que para muchos es un alivio para el bolsillo porque en el mercado están bastante costosos», comentó.

“Las ayudas llegan a muy pocas personas”

Rosa Blanco hizo un llamado al nuevo gobernador José Alejandro Terán porque a su juicio, en Mirabal “las ayudas técnicas y económicas les llegan a muy pocas personas”.

Reveló que hay muchas familias que están viviendo en deplorables condiciones porque no cuentan con los recursos necesarios para mejorar su entorno y aunque han prometido ayudarlas se olvidan.

Tal en el caso de Carmen Rodríguez de 68 años. «Las paredes de su casa están agrietadas por las filtraciones, el piso está levantado por un mal trabajo y cuando llueve se inunda por completo porque el techo aún es de zinc y tiene múltiples huecos», expresó Rodríguez.

Además, comentó que Barrio Nuevo, Barrio Tricolor tampoco llegó a su residencia.

“Desde el mandato de Antonio Rodriguez he pedido ayuda para arreglar mi casa. Aún conservo las cartas que introduje en su despacho. Durante el gobierno de García Carneiro también pedí y nada», dijo Rodríguez.

Comentó que «la última respuesta que tuve de ellos fue que mi casa es muy grande para darme zinc y si me lo daban no serían las láminas completas. Terán ha venido al barro, pero por aquí no ha pasado”. /HB/jd

casa de Carmen Rodriguez