Feligreses de Montesano recordaron a su santo patrón con misa y música - Diario La Verdad de Vargas

Feligreses de Montesano recordaron a su santo patrón con misa y música

Laura De Stefano

El santoral de Martín de Porres, conocido como “el santo de la escoba”, fue celebrado por los feligreses de Montesano con una solemne eucaristía en el atrio de la iglesia parroquial y unas actividades culturales organizado por la fundación del niño Manuelita Sáez-Ballet Cloé Salomé.

La parroquia se prepara para celebrar sus 40 años en 2023

El obispo de La Guaira, monseñor Raúl Biord Castillo, fue quien ofició la misa junto a los padres Jesús Fernández de Montesano, Onorio Herrera de Pariata y Jorge Peña de Vista al Mar con la animación del coro parroquial que es dirigido por Alicia Espinoza y Yusmary Mayora. Los acompañó el diácono Rubén Absueta.

A la fiesta de su santo patrono no podían faltar los representantes de los nueve sectores pastorales de la parroquia que se han iniciado como centros misionales. Estos son Santa Ana conformado por las comunidades de Simetaca, entrada de la carretera Caracas-La Guaira y Piedras Blancas; San Juan Bautista, Virgen del Valle, Santa Cruz, El Carmen integrada por la Tropicana, Marlboro y Marlborito.

También los sectores La Milagrosa, Rosa Mística, Inmaculada (La Planada, calles Colombia y Lara, Malavé) y San Rafael Arcángel (Pepe Arena, san Rafael y Mañonga). Cada centro llevó a la santa misa la imagen de su de san Martín.

La parroquia fue fundada el 23 de octubre de 1983, y por eso cada año se inicia la novena del patrono en dicha fecha hasta el 3 de noviembre día de San Martín de Porres. Ya se ha iniciado un camino de preparación a los 40 años a celebrarse en el 2023.

Al finalizar la Misa, el grupo de la fundación del niño Manuelita Sáez – Ballet Cloé Salomé, realizó algunos bailes en honor al Patrono, dirigidos por el coreógrafo, Armando Cortez. Y luego fue el turno el grupo de tambores, dirigido por Missael Mayora Bello.

Monseñor Biord manifestó que “fue una celebración muy sentida en honor a San Martín de Porres, santo humilde, nacido en Perú, y que con su escoba en la mano nos recuerda que desde los trabajos más sencillos se puede llegar a la santidad por los caminos del amor al prójimo. Un niño de la comunidad representó a este querido santo”.