Consejo comunal invadió apartamentos en Puerto La Cruz - Diario La Verdad de Vargas

Consejo comunal invadió apartamentos en Puerto La Cruz

Miembros del consejo comunal invadieron este martes seis apartamentos del conjunto residencial Doral Beach, alegando que sus dueños no se encuentran en el país. Las instalaciones del antiguo hotel Doral Beach han sido objeto de innumerables intentos de invasión por personas que alegan no tener vivienda propia.

De 2012 datan los intentos de ingresar ilegalmente al complejo turístico que durante un tiempo fue considerado el más grande de Latinoamérica, gracias a sus 1.312 apartamentos.

«Los dueños de esos apartamentos ya no están porque por múltiples razones han tenido que migrar y han dejado herederos, pero hay gente que ha entrado y se ha adueñado de ellos”, indicó una de las vecinas del conjunto.

Sostuvo que en marzo pasado un grupo de más de 200 personas llegó al Doral Beach en autobuses, respaldadas por personeros del PSUV, funcionarios de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana, con la intención de adueñarse de varios apartamentos. Sin embargo, los residentes se organizaron y en medio de forcejeos y barricadas lo impidieron.

El último conato de invasión al Doral Beach fue en junio, cuando nuevamente el consejo comunal llegó con 50 personas para invadir y fueron sacados de la zona por los vecinos, reseñó Crónica Uno.

«El consejo comunal desde hace tres años nos tiene cerrado el condominio. Ese consejo comunal se nombró de forma arbitraria solo con comodatarios y no con propietarios, y como dicen estar amparados por el Gobierno, se adjudicaron todo el poder y dicen que pueden decidir quién vive allí y quién no”, aseguró Sonia.

Los propietarios del Doral Beach contaron que la zona es apetecible debido a su ubicación, tienen como vecino el Centro Comercial Caribbean Mall, enfrente se ubica el campo de golf del Hotel Mare Mares, poseen una playa privada y están cercanos a los balnearios de playa Lido y Los Canales en Lechería. Sin embargo, los intentos de invasión han devaluado las propiedades, al punto de que varios apartamentos se han vendido en 8.000 dólares, muy por debajo de su costo real.