En la Opppe 26 viven atemorizados por vecina que impone su ley - Diario La Verdad de Vargas

En la Opppe 26 viven atemorizados por vecina que impone su ley

Laura De Stefano

En una pesadilla se ha convertido para las 49 familias de la Torre J de la Opppe 26 Bendiciones de Dios, ubicado en la vía de Caribe, la convivencia en ese urbanismo porque uno de los adjudicatarios ha impuesto la ley del más fuerte y tiene amenazados a todos.

*Hacen un llamado urgente a las autoridades

La comunidad hace un llamado al gobernador, al alcalde, al jefe de Seguridad Ciudadana y demás entes competentes porque hace más de 8 días ocurrió un hecho de sangre en contra de una líder de la comunidad que fue agredida por Edilsa Josefina Dávila, quien ha sido denunciada en reiteradas oportunidades por amedrentar a los vecinos.

Manifestaron que a la fecha sus reclamos no han sido escuchados, mucho menos por Ivivar. Por eso los adjudicatarios recogieron firmas, declarando a Dávila persona no grata. Temen que ocurra un homicidio y muchos no dejan salir a sus hijos de los apartamentos por miedo a que sean una víctima más de esta persona.

Los denunciantes relataron que el detonante fue la carencia de agua, pues existe un solo tanque para dos torres. El día de la agresión Edilsa, acompañada de su pareja e hija, sin provocación alguna le lanzó una botella a la cabeza de la segunda vocera multifamiliar de la Torre J, Helián Guan Mercado, que ameritó 4 puntos de sutura.

Comentaron que Dávila compró su propia bomba, pero para beneficio propio y para surtir a un reducido grupo de personas que no llega ni a un tercio de los 49 adjudicatarios. A raíz de eso, el Comité Multifamiliar diligencia para la adquisición de una bomba de agua, tubería y demás materiales que fueron donados por los vecinos. “Lo que le molesta es la violación al derecho a la equidad que tenemos todos”.

Denunciaron que este no es el primer incidente donde se ha visto involucrada. Hace unos meses estas 3 personas golpearon a una vecina del piso 3, simplemente por mantener abierta una ventana en el pasillo. Al parecer en fiscalía reposan nueve denuncias contra Dávila, otras tantas en el Cicpc, en la Prefectura y Consultoría Jurídica.

Pidieron justicia porque están cansados de tanta impunidad y que las autoridades hagan caso omiso a sus demandas./LDS/jd