Pared en deterioro cayó y mató a una niña en el antiguo Lorenzo González - Diario La Verdad de Vargas

Pared en deterioro cayó y mató a una niña en el antiguo Lorenzo González

8 años esperando reubicación

José Ángel Maicabares

La niña Avismar Guédez de 4 años, murió tapiada este lunes en la tarde, luego de que un muro se desplomara en la parte trasera del antiguo colegio Lorenzo González, de Montesano.

Avismar era la menor de 5 hermanos, y se encontraba jugando bajo la lluvia cuando la pared del edificio en deterioro, se desplomó.

Radeilis Monjes (42), madre de la niña, al escuchar el estruendo que esto generó, salió al patio y encontró el cuerpo bajo los escombros, pidió ayuda y fue sacada rápidamente por vecinos, pero lamentablemente ya era tarde.

Efectivos del Eje de Homicidios del Cicpc acompañados de técnicos del Senamecf se encargaron del proceso investigativo y traslado del cuerpo, para ser movilizado hasta la Morgue del Periférico de Pariata.

Necesitan ayuda

Jenny Domínguez, dirigente de la comunidad, aseguró que Bomberos y Protección Civil han realizado reiteradas inspecciones al lugar durante los 8 años que tienen allí refugiados, pero no han recibido soluciones, de parte de las autoridades.

“Hace meses se cayó la pared medianera de un cuarto, menos mal que las niñas dormían del otro lado. Nosotros llamamos a los bomberos y que iban a hacer una inspección, pero no hicieron nada. Estaban esperando que sucediera una desgracia para poder venir todos”.

En el lugar se encontraban efectivos de Protección Civil estadal y municipal, Bomberos, Policía de La Guaira, Policía Municipal, DIE, al igual que representantes políticos de la región.

Mandaron a sacar al equipo de La Verdad

Por supuesta sugerencia de Amy Torres, corresponsal de Impacto Venezuela, y quien se identifica como jefa de prensa de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, el equipo de La Verdad, fue obligado a retirarse del lugar del hecho, a través de la directora de Protección Civil del estado.

Dicha corresponsal, abusando de su posición de funcionaria pública, y en abierta violación del Código de Ética del Periodista, en reiteradas oportunidades ha torpedeado el acceso a las fuentes oficiales de seguridad, lo que deja en desventaja a los demás medios a la hora de informar.

El llamado a la colega es a deponer su actitud y al CNP a interceder para que esta situación se corrija y que los periodistas en cargos públicos apoyen a sus colegas y compitan en igualdad de condiciones.