Policía peruano le disparó a su expareja venezolana y se suicidó

Un agente de Seguridad Ciudadana de Lima, Perú, le disparó a una venezolana, quien era su expareja y al creerla muerta se suicidó. Los hechos sucedieron este domingo 10 de enero a las 11:00 de la mañana en un centro comercial de Lurín, donde la joven trabaja como vendedora de ropa.

Según testigos, la venezolana identificada como Anny Molina Urdaneta, de 37 años, fue sorprendida por su expareja, David Flores Matildo (35), quien en medio de una discusión sacó un arma de fuego y le disparó. La joven salió de la tienda malherida e ingresó a otro local donde se desplomó. 

De acuerdo con la policía, el hombre se disparó en el pecho, cayó al piso, pero para asegurarse de su muerte, se disparó una segunda vez, un tiro fulminante que le causó la muerte de manera inmediata. 

«Ella salió corriendo a la calle y al ratito se escuchó otro disparo», comentó la trabajadora de un negocio aledaño.

El móvil habría sido porque él no aceptaba el fin de la relación sentimental y, luego de separarse, él tampoco habría podido acercarse a ella porque tenía orden de alejamiento.

Anny Molina permanece internada en el hospital de Emergencias de Villa El Salvador y se encuentra fuera de peligro, ya que el balazo que recibió no llegó a comprometer ningún órgano vital.