26
ABRIL 2019
12:25
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Venezuela ocupa el primer lugar con la inflación más elevada del mundo

Venezuela ocupa el primer lugar  con la inflación más elevada del mundo
Photo Credit To Cortesía

Turquía, Sierra Leona, Uzbekistán, Egipto, Liberia, República Democrática del Congo, Libia, Irán, Argentina, Yemen, Sudán y Venezuela son los treces países con la mayor tasa de inflación en el mundo

La tasa de inflación es una medida muy seguida por muchos economistas para predecir la salud económica de los países. Al final se trata de una variable que mide el proceso económico provocado por el desequilibrio existente entre la producción y la demanda; y cómo éste causa una subida continuada de los precios de la mayor parte de los productos y servicios, y una pérdida del valor del dinero para poder adquirirlos o hacer uso de ellos.

Al subir los precios de manera descontrolada se evidencia una economía en mal estado y que, muy probablemente, ha tomado medidas de depreciación de su moneda para poder equilibrar sus cuentas.

En el décimo tercer lugar está  Turquía con una inflación del 15 por cierto. Tras años de crecimiento económico, Turquía vive su primera recesión en diez años, una inflación récord y un desempleo en alza. Además, los precios han seguido incrementándose durante los inicios del 2019.

Le sigue Sierra Leona en el duodécimo lugar con una inflación del 15,6%. La deuda externa del país asciende a 1.600 millones de dólares (cerca de 1.373 millones de euros), mientras que la interna supera los 650 millones de dólares (alrededor de 558 millones de euros).

El país está sumido en una gran crisis, que ha llevado a que su inflación llegara a estar en torno al 17,2%. En los últimos meses ha descendido ligeramente, aunque se mantiene en niveles preocupantes.

En el undécimo lugar está Uzbekistán con 19,2%. El impacto prolongado de liberar el dólar junto con los aumentos de los precios de los servicios públicos, el incremento de los precios del pan, los salarios y pensiones más el rápido crecimiento del crédito aceleraron la inflación del país. Llegó a superar la barrera del 19% y ahí se ha quedado, a pesar de la estabilidad del tipo de cambio, el ajuste monetario y la cancelación de los aranceles aduaneros para los alimentos básicos.

Egipto ocupa el décimo lugar con una inflación de 20,9%. El país árabe, debido a la devaluación, vio cómo los precios de la mayor parte de los productos se dispararon hasta alcanzar un punto máximo del 31,7% en febrero del 2019.

Desde agosto de 2016, Egipto lleva a cabo amplias reformas financieras tras llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para un préstamo de 12.000 millones de dólares en tres años.

En el noveno lugar se encuentra Liberia con una inflación del 21,3%. Los precios de Liberia también han ido disparándose ha medida que hemos ido avanzando en el calendario. También, motivado por las políticas de depreciación del dólar liberiano. Igualmente, los conflictos políticos han llevado a que su tasa se haya ido incrementando, especialmente, en los últimos dos años.

República Democrática del Congo con una tasa del 23% se ubica en el octavo lugar. El país africano cuenta con uno de los índices de pobreza más grande del mundo. Todo ello, pese a que es un enclave que posee bastante riqueza al tener grandes recursos como los diamantes o el coltán. Con todo, el 63% de sus habitantes vive bajo la línea de la extrema pobreza.

Con estos mimbres, sus políticas económicas no dan especiales frutos. Su inflación llegó a trepar en 2017 hasta el 41,7%. Después se ha moderado hasta el 23%. Un porcentaje que le sigue situando entre los más destacados del mundo en este campo.

En el séptimo está Libia con el 28,1%. Desde la intervención militar en el país la economía ha ido caminando a marchas forzadas. El precio de la soja, la inflación y el tipo de cambio siguen siendo la preocupación. En el último año, la subida de precios llegó hasta niveles del 28,1%.

Irán cayó al sexto lugar con el 29,6%. Durante los últimos meses el tipo de cambio se ha triplicado y ha afectado casi a todos los sectores que dependen de materia prima importada. Eso llevó que su nivel de inflación escalase hasta por encima del 50%.

El frustrado plan del Ejecutivo de asignar divisas a las importaciones al tipo de cambio oficial, casi a un tercio del precio del mercado negro, ha generado este desbarajuste en los precios.

Argentina está en el quinto lugar con una inflación del 31,8%. El tirón inflacionario y el derrumbe del peso frente al dólar (en doce meses, en torno al 50%) obligaron a pedir nuevamente auxilio al Fondo Monetario Internacional por parte del gobierno de Mauricio Macri.

La guerra entre la coalición saudí y los rebeldes hutíes apoyados por Irán provoca una de las peores crisis alimentarias de la década en Yemen. Eso ha generado que su inflación se haya disparado hasta el 41,8% en el último ejercicio. Ocupa el cuarto lugar.

La guerra ha destruido infraestructuras básicas ha mermado las importaciones y ha creado una escasez de productos. De ahí a que se haya desequilibrado la oferta y la demanda, con un avance significativo de los precios.

En tercer lugar está Sudán con el 61,8%. La inflación en el país se disparó casi el 100 % en el último año, debido principalmente a la devaluación de la moneda local frente al dólar, que ha hecho que los precios se disparen.

El director de la Oficina Central de Estadísticas, Karamalá Ali, señalaba que se considera “la tasa de inflación más alta” de los últimos años en el país africano, como consecuencia de la devaluación de la moneda o de otras medidas como el retiro de subsidios.

En segundo lugar se ubica Sudán del Sur. La inflación no ha hecho sino aumentar en el país desde que el Ministerio de Finanzas y el Banco Central decidieron liberalizar el valor de la libra y permitir su fluctuación hace casi dos años.

La crisis se ha visto exacerbada por la situación de los precios del crudo a nivel mundial y el descenso de la producción local de petróleo, que representa el 90% de los ingresos del país y su principal fuente de divisas.

Con una inflación del 1.370.000% está Venezuela, ocupando el primer lugar.  La inflación de Venezuela sigue en un proceso de descontrol y está muy por encima de las cifras de otros países con grandes cotas. La principal causa de la hiperinflación es que el Banco Central de Venezuela monetiza el déficit presupuestario al entregarle dólares a Pdvsa y otras empresas del Estado para que suplan su falta de recursos.

El disfuncional sistema monetario del país, fijado por el Gobierno y con varias tasas de cambio, se ha derrumbado como un castillo de naipes en los últimos años. A eso se le une la falta de productos de primera necesidad. Por tanto, el resultado ha sido una tasa que supera el 1.000.000%, colocando al país con la más alta inflación del mundo.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock