16
JULIO 2019
10:18
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

“Venezuela clama un cambio una vuelta a la Constitución”

“Venezuela clama un cambio una vuelta a la Constitución”

“Ejemplo de las violaciones al estado de derecho son la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo y la pérdida de visión del joven Rufo Chacón, hechos condenados por la Comisión de ‘justicia y paz’, de esta Conferencia”.

Así inicia el exhorto que hace la CXII Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) al gobierno y pueblo de Venezuela, en un esfuerzo por coadyuvar a una salida a la crisis, adhiriéndose al informe de Michel Bachelet ante las Naciones Unidas.

El documento cita conclusiones de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos: “Existen motivos razonables para creer que se han cometido graves violaciones de los derechos económicos y sociales, incluidos los derechos a la alimentación y la salud, en Venezuela”; se han debilitado las instituciones públicas y menoscabado la independencia del poder judicial lo que ha permitido cometer numerosas violaciones a los derechos humanos.

“Miles de personas, principalmente hombres jóvenes (sigue citando la CEV) han perdido la vida en supuestos enfrentamientos con fuerzas estatales, y existen motivos para creer que muchas de estas muertes constituyen ejecuciones

Rechazan ataques a los indígenas

Especial mención hacen los obispos a los ataques perpetrados contra las etnias indígenas, que han sido obligadas a abandonar su propia tierra y escapar hacia Brasil.

Como se recordará el 23 de febrero indígenas pemones trataron de mantener abierta la frontera con Brasil, generando un enfrentamiento a piedras, por el lado pemón, y a plomo por el lado militar. En la refriega “resultaron muertos 25 personas”, según declaró a NTN24 el líder pemón Romel Guzamana.

“El Estado ha denegado sistemáticamente los derechos de las víctimas de violaciones de los derechos humanos a la verdad, la justicia y la reparación.”, continúan citando a Bachelet los Obispos.

Menosprecio a los pobres

La CEV considera como otro rasgo de la crisis el éxodo de más del 12% de la población, motivado a la inestabilidad política, el empobrecimiento de la clase media y el menosprecio a los pobres, por lo que “el país puede perder en los próximos meses otra parte importante de la población”.

Como consecuencia de la crisis hay deterioro moral con sus secuelas de violencia, mentira, corrupción e irresponsabilidad, y la desesperanza y el miedo de la ciudadanía, en abierta contradicción con los tradicionales valores cívicos, culturales y religiosos que han caracterizado a nuestro pueblo.

Los venezolanos seguimos apostando por una convivencia ciudadana plural, pacífica, en justicia, libertad y solidaridad, como lo establece la Constitución, y “una de las grandes tareas de la Iglesia en nuestro país consiste en la construcción de una sociedad más justa, más digna, más humana, más cristiana y solidaria”, aunque la renovación ética y espiritual del país es tarea de todos.

La política debe ser una opción de caridad

Proclamamos como hombres de fe que Dios quiere lo mejor para Venezuela, así lo afirma el profeta Jeremías: sus designios son de prosperidad, no de desgracia; él nos da un porvenir y una esperanza (cf. 29,11).

Enfatizan que los regímenes políticos e ideologías deben estar al servicio de estos principios fundamentales, ya que “todos los atropellos a la dignidad humana son atropellos al mismo Dios”.

También exigen comprender que “la política tiene como finalidad el bien común y no los intereses particulares. Es perentorio para la recuperación de nuestro país que quienes se dedican al ejercicio de la política, o aspiren a hacerlo, lo hagan como una opción de servicio, como -“una alta forma de caridad”, según la expresión del magisterio pontificio. Con políticos responsables, generosos, honestos, coherentes, capaces de movilizar la población a la consecución de grandes objetivos, se puede superar la crisis, aunque hay que enfrentar problemas y desafíos de gran magnitud.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock