30
MARZO 2020
04:05
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Transportistas prefieren comprar un bus que arreglarlo

Transportistas prefieren comprar un bus que arreglarlo

Rodolfo Ruiz

[email protected]

Son muchos los choferes que optan por dejar sus vehículos varados, aún teniendo reparación, porque los precios en dólares lo hacen imposible de costear.

Tal es el caso de los transportistas, quienes por una simple falla mecánica los dejan perder, por lo que aumentan las fallas ya que pierden hasta la carrocería.

Conductores de las rutas urbana y troncales coinciden al expresar lo difícil que sería para ellos mandar a hacerle la caja a sus unidades, sin en un mal momento llegaran a averiarse.

Detallan que en promedio para repararla son necesarios 500 dólares, incluyendo la mano de obra, pues los repuestos que frecuentemente se dañan son kit para Encava en 5.826.000, el filtro de aceite en 3.785.684, turbinas en 510.000, 10 litros de aceite en 7.500.000 y la mano de obra 250 dólares.

“Es lamentable que en un país tan rico en petróleo los choferes sufran por cosas simples como lo es el aceite que es un derivado del hidrocarburo”, manifiesta uno de los afectados.

Los de la Catia la Mar-Caribe piden

insumos

Choferes de la ruta Catia la Mar-Caribe y rutas periféricas le hacen un llamado a los coordinadores de insumo del Bloque Unido de Transporte para que le recuerden al Ministerio de Transporte que son cientos los buses que en el pasado brindaron sus servicios al usuarios y que hoy en día están varados por fallas de caja, motores y otros mecanismos.

“Exigimos que nos doten de otros repuestos, de otros insumos porque solo con aceite y cauchos no circula un vehículo”.

El abastecimiento

del Ministerio

no es suficiente

Aseguran que la ayuda por parte del Ministerio de Transporte se queda corta, ya que los censos realizados en los últimos años han sido solo para abastecer a los choferes activos con batería, aceite de motor y cauchos.

Transportistas puntualizan que un bus amerita otros repuestos, que el desgaste es severo y que comprar un repuesto es imposible, ya que se puso de moda el dólar en los autopartes.

Señalan que otro de los aspecto que no ayuda al progreso del transportista es la poca entrada económica, “ya que el pasaje actual en Bs. 5.000 no respaldan las fallas mínimas que se puedan presentar, pues a duras penas alcanza para medio comer”.

Están conscientes de que un nuevo aumento sería perjudicial para el usuario, quien actualmente hace magia con un salario mínimo.

Vías deterioradas e inseguras por falta

de alumbrado

Otro motivo por el cual deben suspender sus servicios es el deterioro de las vía, “ya que pareciera que fuera insignificante para las autoridades repararlas”.

Detallan que deben hacer peripecias para dejar a un usuario en su destino, ya sea de día o de noche, pues factores como las aguas servidas colapsadas, fallas en el alumbrado que atentan contra su seguridad y vías sin asfaltar, llevan a estos vehículos a accidentarse.

Le hacen un llamado a Infravargas para que aplique un plan de mantenimiento del alumbrado y de asfaltado en calles internas, que llevan años olvidadas./jd

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock