19
ABRIL 2018
05:33
Síguenos en nuestras redes.

Recién nacidos son más vulnerables frente a enfermedades por desnutrición

Recién nacidos son más vulnerables  frente a enfermedades por desnutrición
Photo Credit To Cortesía
  • Niños de 0 a 6 meses llegan complicados a las emergencias pediátricas con infecciones
  • Médicos aseguran que la malnutrición de la madre durante el embarazo incide en la disminución inmunológica de los bebés

Doriana León.-

[email protected]

El alto ingreso de niños enfermos a las salas de hospitalización del estado mantiene preocupados a los médicos, debido al debilitado esquema inmunológico que presentan la mayoría de los pacientes, producto de la desnutrición.

“El índice de desnutrición ha aumentado considerablemente. Es alarmante que nos están llegando niños de tres meses pesando solo tres kilos. Es evidente la debilidad inmunológica que presentan y ante cualquier proceso viral o infeccioso son mucho más vulnerables y tardan más tiempo en recuperarse o responder satisfactoriamente al tratamiento aplicado”, revela el doctor Henry Rodríguez, cirujano pediatra y subdirector del Materno Infantil de Macuto.

El especialista destaca que la transgresión dietética que están enfrentando actualmente los niños, aunado a infecciones respiratorias o desequilibrios hidroelectrolíticos que son las patologías más frecuentes que llegan a la emergencia hospitalaria, genera la deshidratación de los infantes y además altera el funcionamiento de los riñones, pulmones y corazón.

“Como médicos enfrentamos las emergencias y tratamos de garantizar la estabilización del paciente, pero hay casos en los que están tan débiles que es muy difícil la recuperación”.

El caso de las madres desnutridas que quedan embarazadas también incide en la salud del bebé. “El niño crece con desnutrición intrauterina y por eso vemos como están naciendo neonatos con 40 semanas de gestación que pesan solo 2.3 kilos y hasta menos”.

Señala que es fundamental que las madres que estén amamantando se alimenten de manera balanceada con proteínas, frutas y vegetales. “Si la madre no está bien alimentada, le estará dando una leche con pocos nutrientes”.

Alertó que ante la escasez y el precio elevado de las fórmulas maternizadas, muchos padres están dando a los niños leche en polvo desde el nacimiento. “Hemos visto casos donde menores de seis meses se están alimentando con fororo, atol, nenerina, maicena o crema de arroz. Estas harinas, así engorden al niño, no lo nutren y le generan desequilibrios gastrointestinales”.

Ante la escasez de proteína como carne y pollo, el doctor Rodríguez recomienda a las madres aumentar el consumo de granos, frutas y verduras así como de pescado.

Ya han muerto dos niños en lo que va de mes

Ante el reporte policial de al menos dos muertes por asfixia mecánica en lo que va de mes en el Materno, el doctor Rodríguez destacó que los niños murieron por broncoaspiración.

“Este cuadro se presenta cuando pasan sustancias de la faringe a la tráquea. Las sustancias aspiradas pueden provenir del estómago, el esófago, la boca o la nariz. Son niños que recibieron su alimentación y fueron acostados por sus padres boca arriba. Generalmente durante el sueño los niños vomitan y si están acostados boca arriba, la sustancia se va a los bronquios”.

El caso más reciente se registró este martes cuando una bebé de tres meses de nacida, procedente de Naiguatá, falleció por esta causa. La niña había llegado con un cuadro diarreico agudo, deshidratada y baja en peso.

Dijo que los niños cuando están hospitalizados, sus padres son quienes se encargan de darles la comida y vigilarlos mientras están en las salas. Recomendó a las madres sacar los gases de los bebés antes de acostarlos y colocarlos en las cunas en posición de lado o boca abajo.

Emergencia pediátrica del materno colapsa por demanda de pacientes

38 niños se encontraban este miércoles entre las salas de hospitalización y observación del hospital Materno Infantil de Macuto. Los pequeños presentan en su mayoría cuadros de deshidratación por vómitos y diarreas y infecciones respiratorias.

“Estamos garantizando la atención a pesar de que la capacidad operativa nos quedó pequeña. Tenemos niños en camillas en la sala de nebulización y en la sala de inyecciones y algunos en observación recibiendo tratamiento hasta en la sala de espera porque no podemos dejarlos de atender”, dijo el subdirector del centro, quien destacó que la mayoría viene de otros estados porque es uno de los pocos hospitales donde se consiguen los antibióticos.

Gisela Cáceres aseguró que llegó a Vargas desde Charallave con su bebé, quien tiene una semana con neumonía. “Allá no consigo nada y en los hospitales debo llevar hasta las jeringas. Mi comadre, quien fue adjudicada en apartamento en Caribe, me dijo que la trajera y afortunadamente me le han administrado el tratamiento endovenoso”./jd

About The Author

Related posts

SiteLock