25
2019
01:33
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Niki Lauda dejó su huella dentro y fuera de las pistas

Niki Lauda dejó su huella dentro y fuera de las pistas
Photo Credit To Cortesía

* El tricampeón de la Fórmula 1 falleció el lunes en la noche a los 70 años

Un hombre en una cabina en llamas. Niki Lauda, la leyenda de la Fórmula 1 que murió este lunes a los 70 años, será siempre recordado por su accidente de 1976 en Nurburgring.

Ni siquiera el horroroso accidente que lo desfiguró minó la voluntad del hombre que había sido campeón en 1975. Volvió milagrosamente rápido a pilotar para ganar dos títulos más y se convirtió en un exitoso empresario, fundando aerolíneas.

Lauda había ganado su primer campeonato de F1 con Ferrari en 1975 y lideraba la clasificación cuando el primero de agosto de 1976 su monoplaza se salió de la pista por razones nunca explicadas y ardió en llamas en el famoso circuito alemán.

Quedó atrapado en el carro durante casi un minuto antes de ser sacado por otros pilotos que se detuvieron para rescatarlo, arriesgando sus propias vidas mientras sus propios trajes de carreras se quemaban por el intenso calor.

Los gases tóxicos inhalados durante su accidente en 1976 le debilitaron enormemente y en agosto de 2018 recibió un trasplante de pulmón, además de dos de riñón en 1997 y en 2005.

Lauda recibió el apodo de «Fénix« por méritos propios: seis semanas después de haber recibido la extremaunción en un hospital por su terrible accidente, tomó la salida en el Gran Premio de Italia bajo la sorpresa general a pesar de su dolor y sus lesiones en la cara y en la cabeza.

Luchó por el título hasta la última carrera con James Hunt, finalmente coronado. Este duelo épico ante el inglés, revelador del coraje y de la voluntad fuera de lo normal del austríaco, fue llevado al cine en 2013 en la película Rush, del estadounidense Ron Howard.

En 1977, el superviviente logró su segundo título con Ferrari. Abandonó la Fórmula 1 en 1979 pero regresó a los circuitos en 1982, al volante de un McLaren con el cual conquistó en 1984 su último título.

Contratado por Mercedes en 2012, el hombre de la eterna gorra publicitaria que escondía a medias sus cicatrices era un habitual de los circuitos, donde era apreciado por su experiencia y su franqueza, y que lamentaba la pérdida del aspecto combativo de su la F1.

Su segunda pasión fue la aviación. Pionero del chárter privado además de piloto comercial, creó en 1979 la compañía Lauda Air y en 2014 Niki, negocios que la catapultaron al éxito empresarial, tras alcanzar la gloria como deportista.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock