12
DICIEMBRE 2017
11:15
Síguenos en nuestras redes.

Mezcla de harina y costillas de carne desayunan pacientes en el Seguro

Mezcla de harina y costillas de carne  desayunan pacientes en el Seguro
Photo Credit To Cortesía

 

*Las neveras tienen meses dañadas

Luisana Brito

[email protected]

Además de la escasez de medicamentos, los hospitalizados en el José María Vargas, en La Guaira, deben lidiar con el mal servicio de alimentación. Esta semana las porciones nutricionales están bajas, pues en el desayuno les están sirviendo una mezcla de harina de trigo con agua, como una panquea, pero no tienen leche, huevos ni azúcar, y costillas de carne.

Así lo dieron a conocer las trabajadoras del área de la cocina, quienes además señalaron que las neveras tienen varios meses dañadas, por lo que deben esperar que la empresa que les suministra los alimentos les despache diariamente.

“Antes se les daba una arepa pequeña con queso, pero como está muy caro optaron por enviar esa mezcla que no los nutre. Ya tenemos una semana sin lácteos. Son unos pacientes que requieren una alimentación balanceada y aquí no se les ofrece”, expresaron.

En el almuerzo les sirven yuca sancochada con ensalada de repollo y zanahoria. “Si no tienen vasos no se les sirve la sopa, que parece consomé, y el juego. Nos está llegando patilla y naranja”.

Destacaron que no cuentan ni con lavaplatos para asear las bandejas. “Las están enjuagando con agua nada más. Los cubiertos desechables los eliminaron, ahora cada uno debe traerlos”.

No hay fórmula para neonatología

 

De los 14 recién nacidos hospitalizados, solo 4 están siendo alimentando con leche de fórmulas. Al resto les prescriben suero pediátrico para mantenerlos hidratados.

“Esa salvedad se le hace a los padres al momento del ingreso, porque el servicio no cuenta con leche. A quienes la traen se les prepara su tetero y se les pasa a sus madres para que los alimenten, pero no podemos darle a otros”.

“La atención es buena, pero no hay medicamentos”

 Familiares de los pacientes hospitalizados deben cubrir los gastos de los exámenes de laboratorio y estudios especiales porque en el hospital no hay reactivos.

“Mi papá está en terapia intensiva y tuvimos que sacarlo para hacerle un ecocardiograma, porque al parecer no tienen el equipo o está dañado, pagamos Bs. 100 mil para que se lo hicieran. También le pidieron un perfil isquémico y pagamos Bs. 400 mil”, expresó Valentina Salazar.

“No nos podemos quejar de la atención del personal médico y de enfermería, pero no hay medicamentos y hay que zanquear por todas las farmacias. Le recetaron  Epamin en ampolla cada 8 horas, y cada una la pagamos en Bs. 28 mil. Es un tratamiento largo y debemos conseguir mas”, señaló Gisela Lugo, quien tiene a su padre en la unidad de trauma shock.

La escasez de agua es otro problema que presenta el Seguro. Los baños no están disponibles para los familiares, solo para el uso de los hospitalizados.

“Tenemos que traerle agua todos los días para asearla y para beber. Le dieron de alta el viernes en la mañana y no conseguimos ambulancia. La noche del sábado fue que apareció un carro del 171. Pero de nada nos valió porque mi madre decayó y la tuvimos que traer otra vez. Le pidieron Amikacina de 500 gr y Levofloxacina de 500 y no los conseguimos”, dijo Vicente Rodríguez./jd

About The Author

Related posts

SiteLock