26
MARZO 2019
02:58
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Más de 700 días asediada estuvo mujer hasta que su ex pareja la asesinó en Carayaca

Más de 700 días asediada estuvo mujer hasta que su ex pareja  la asesinó en Carayaca
Photo Credit To Cortesía

Amy Torres

[email protected]

Con quemaduras de tercer grado en 95% de su cuerpo y traumatismo craneoencefálico por los martillazos que recibió de parte de su ex pareja, Eglee Blanco (48) falleció la mañana de ayer en el Seguro Social de La Guaira, adonde debió ser recluida después de ser ruleteada por el Domingo Luciani, Hospital Militar, Clínico Universitario y Pérez Carreño; todos estos en Caracas.

El responsable de su asesinato es su ex pareja, José Luis Vargas (55), que además es el padre de sus tres hijos de 25, 24 y 12 años. Actualmente se encuentra en el retén de Macuto, pues la noche del pasado sábado, cuando ocurrieron los hechos, fue detenido por Polivargas.

Ambos tenían más de dos años separados, pero seguían viviendo bajo el mismo techo en Naicure I, Carayaca, junto a sus dos hijos menores.

Sin embargo, durante esos más de 700 días Blanco lo había denunciado en por lo menos dos oportunidades ante el Cicpc y la Fiscalía.

Y es que el hombre, que según los familiares de la víctima estaba obsesionado con ella, le había quemado la ropa, le orinaba la cama y no era primera vez que la rociaba con gasolina.

“Varias veces intentó agredirla, la insultaba verbalmente, la humillaba. Una vez le roció gasolina e incluso le desgarró la ropa, pero no le prendió fuego porque sus hijos intervinieron”, contó en medio del llanto Kelinger Blanco, sobrina de la víctima, en las afueras del hospital.

Aseguró que su tía se negaba a salir de la vivienda, a pesar de todos los vejámenes a los que era sometida. “Nos decía que no quería perder su casa porque había luchado mucho por tenerla”.

Blanco definió al feminicida como un psicópata, que esta misma semana tenía una citación en Fiscalía, pero dijo que ni siquiera eso lo frenó. “Ese sábado la esperó en una zona boscosa oscura, le cayó a martillazos, le prendió fuego y la lanzó por un barranco”.

“¿Dónde

está la justicia?”

“¿Dónde está la justicia?, ¿por qué no actuaron a tiempo?, ¿qué iban a esperar?, ¿esto?”, se preguntó indignada la joven, que reprochó la “nula” actuación de los órganos de justicia de los que aseguró tienen una cuota de responsabilidad en la muerte de su tía.

Lenis Blanco, hermana de la víctima, señaló que el asesino nunca quiso abandonar la vivienda y contó que los familiares de estos pretendieron ingresar al inmueble para vender algunos de los enseres en medio de esta situación.

“Lo que hizo fue una monstruosidad. La atacó a las 8:30 de la noche desprevenida”.

Blanco y Vargas trabajaban en la Unefa. Ella como aseadora y él como chofer.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock