26
MAYO 2019
11:31
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Liverpool obra el milagro ante Barcelona

Liverpool obra el milagro ante Barcelona
Photo Credit To Cortesía

 

* El equipo inglés avanzó a la final de la Champions al ganar 4-0 en Anfield tras caer 3-0 en el Camp Nou

El Liverpool venció 4-0 al Barcelona, remontó el 3-0 de la ida de las semifinales de la Liga de Campeones y se clasificó para su novena final de la máxima competencia europea.

Los hombres de Jurgen Klopp superaron con claridad al conjunto azulgrana, que perdieron la opción de ganar su sexto título el próximo 1 de junio en el estadio Metropolitano de Madrid.

El gol en la primera parte de del belga Divock Origi (minuto 7), el doblete del holandés Georginio Wijnaldum en la segunda (54 y 56) y el tanto final, en el minuto 79, otra vez de Origi, clasificaron al Liverpool.

La historia, cíclica como ella sola, devolvió al Liverpool a su milagro de Estambul y rememoró las pesadillas de un Barcelona que volvió a visitar Roma un año después y que quedó eliminado de la Champions en un naufragio para la posteridad.
                                                                                     Como parte escrita de un guion preparado de antemano en Anfield, cuando Jordi Alba perdió el balón que desembocó en el gol de Origi, no se sintió como algo extraño.

Un Liverpool al que le daba igual no tener a Mohamed Salah y Roberto Firmino, complicaba de arranque a un Barcelona que
pudo salir de la cueva, con un Messi buscado continuamente, para encontrarse con Alisson. El guion marcaba que la magia tenía que durar más, que el hechizo no se podía quebrar aún.

Por eso varios disparos de Messi desde la frontal se perdieron más allá de la madera británica. Solo se tambaleó el guion en los instantes finales de la primera parte, con un disparo raso y lejos de Messi y un mano a mano de Alba con Alisson que salvó el brasileño.

El inicio del segundo tiempo superó el infierno del primero Wijnaldum terminó por tumbar al Barsa. El holandés remató un centro abajo de Alexander-Arnold y puso el 2-0. Anfield daba miedo. El holandés remató de cabeza un envío desde la izquierda y puso el 3-0. Anfield aterraba.

El terror ya era un jugador más en las filas de los de Ernesto Valverde y mientras se paseaba por el campo, dejó helados a los defensas, que se quedaron parados en un córner y permitieron que Origi, en una jugada inexplicable, anotase libre de marca.

Anfield era el epicentro del miedo mundial. Los cánticos se entremezclaban con las caras de los blaugranas, incrédulos. El Liverpool se marchaba 4-0 en el marcador. El Barcelona se entretenía tocando en la frontal. Messi no aparecía.

El pitido final lo confirmó. Anfield era el centro de la alegría mundial para un Liverpool histórico. Había logrado el imposible, había devuelto al Barcelona a Roma, rescatado Estambul y estarán en la final del próximo 1 de junio en el Metropolitano.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock