03
JUNIO 2020
06:11
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Hoy se cumplen 100 años de la aparición de la Virgen de Fátima

Hoy se cumplen 100 años  de la aparición de la Virgen de Fátima
Photo Credit To Cortesía

-La Madre de Dios nos invita a la oración,  a la penitencia y la conversión

Laura De Stefano

Un 13 de mayo de 1917, en la localidad portuguesa de Cova da Iria cerca de Fátima, la Virgen se aparecía a tres pastorcitos, a quienes les pidió que retornaran el mismo día y a la misma hora durante cinco meses consecutivos, encomendándoles el rezo del rosario.

 Lucía dos Santos, y sus primos Jacinta y Francisco Marto durante las apariciones soportaron con fortaleza las calumnias, persecuciones e injurias de mucha gente e incluso fueron encerrados varios días en la cárcel y amenazados de muerte por agentes del gobierno en contra de la Iglesia.

El custodio de la imagen peregrina internacional de la Virgen de Fátima en Vargas y uno de los coordinadores de su llegada al país, el presbítero Alfredo Bustamante, manifestó que 100 años después se actualiza el mensaje de la Madre de Dios.

“La Virgen no les prometía una felicidad en la tierra sino en el cielo. Los llamaba para una misión trascendente expresada en términos de contenido simple y evangélico: oración y penitencia por la conversión de los pecadores. Pedía el rezo del rosario”, acotó.

Recordó las palabras pronunciadas por el Papa Francisco el 11 de mayo de 2016 a los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro. Su Santidad, indicó, nos pedía escuchar a la Madre de Dios para pedirle paz en el mundo y nos invitaba una vez más a la oración, a la penitencia y a la conversión. Que no ofendamos más a Dios y advierte a toda la humanidad sobre la necesidad de entregarse al Padre, fuente de amor y de misericordia.

Revelaciones santas

Comentó que Lucía recibió de la Virgen la comunicación de algunos secretos ya plenamente revelados, y que el tiempo mostró como auténticas profecías. Se referían estos al fin de la Primera Guerra Mundial, entonces en pleno curso, cosa que aconteció al año siguiente; también la muerte prematura de sus primos, que partirían respectivamente en 1919 y 1920.

También le habló de la conversión de Rusia y predijo un atentado sangriento contra el Santo Padre, aspecto este último celosamente custodiado. El grave atentado contra el Papa Juan Pablo II, el 13 de mayo de 1981, y los acontecimientos que desde 1990 dieron fin al régimen soviético ateo y dictatorial, mostraron la autenticidad de dichas revelaciones.

Aclaró que las experiencias místicas y los fenómenos extraordinarios no deben confundirse con el camino habitual y ordinario que conduce a la santidad, ni se deben tomar por sí mismos como prueba de santidad. Pero Dios los confiere a unos pocos para beneficio de muchos, para seguir invitando a todos a volver a lo esencial.

El padre Bustamante comentó que hoy, en su centenario, nuestro mundo y nuestra patria siguen necesitando de almas de oración, capaces de abnegación de sus deseos para abrirse plenamente y sin reservas a la voluntad de Dios.

“¡Qué refrescante resulta oír de nuevo las palabras del pequeño Francisco: ‘ver a Nuestro Señor en aquella luz que Nuestra Madre puso en nuestro pecho. Quiero muchísimo a Dios’! ¿De qué luz se trata? Es la luz de la gracia del Espíritu Santo que nos lleva a entender sin fatiga, con los ‘pequeños’ del Evangelio, lo más importante de la sabiduría revelada”.

“María peregrina junto a nosotros”

El pasado 21 de abril la imagen peregrina llegó a Venezuela procedente de Portugal, para peregrinar durante seis meses por varias diócesis del país. Inició su recorrido por Maracay, y en nuestro estado estará de visita del 10 al 13 de agosto, cuando se realice una hermosa celebración mariana en la Plaza Mayor de Catia la Mar.

“Es un momento propicio para ayudarnos a conducirnos a un examen de conciencia: ¿qué lugar hacemos en nuestra vida cotidiana a la oración perseverante? ¿qué actitudes tomamos en medio de las pruebas y tentaciones? Si queremos que la luz de la salvación de Cristo vuelva a iluminar nuestra cultura envuelta en sombras de muerte, debemos preguntarnos si alimentamos cada día la lámpara de la fe. Sólo quien es capaz de sobrellevar pruebas y el peso de la cruz, de seguir amando a pesar de las ofensas, de seguir esperando ‘contra toda esperanza’, se convierte en instrumento de un mundo nuevo”.

Aseguró que el caminar de María no es una simple observadora, junto a nosotros, sino “como dijo San Juan Pablo II en la encíclica Redemptoris mater, María camina con nosotros en nuestro camino de fe; la experiencias de las peregrinaciones de las distintas advocaciones marianas y la más reciente ya hace tres años, la Virgen del Valle, o la misma advocación de Nuestra Señora de Lourdes en su recorrido desde la Pastora hasta Maiquetía, por el camino de los españoles, no es la de María observadora, sino de María que sufre con nuestros dolores, que se solidariza con nosotros y por eso está en condiciones para apoyarnos, para ayudarnos y para darnos fuerza en nuestra propia caminar. ¿Por qué? Porque es un caminar que ella misma hace. El caminar de María es un estímulo para el camino de fe que nosotros realizamos, ella es una de los primeros peregrinos y la sentimos a nuestro lado como ayuda para nosotros”.

Fátima presente en la Diócesis de La Guaira

Señaló que en la Diócesis la fiesta de Nuestra Señora de Fátima se celebra en todos los templos y capillas. Pero, son en las parroquias donde hay sociedades de Fátima que serán más esmeradas por el centenario.

Estas son San Francisco de Asís de Naiguatá, Santo Domingo de Guzmán de Tanaguarena, Nuestra Señora de La Candelaria de Caraballeda, San Bartolomé de Macuto, Nuestra Señora de Coromoto en Guaracarumbo, específicamente en la sede del Club Luso Venezolano, Ntra. Señora del Carmen de La Soublette, San José Obrero de Mamo, Nuestra Señora María Auxiliadora de Las Tunitas, San José de Carayaca y Nuestra Señora de Las Mercedes en el Junquito.

“La crisis económica y a la situación político social no han sido un impedimento para festejar y venerar a la Madre de Dios. Por lo contrario, hemos percibido los sacerdotes que nuestras celebraciones en torno a María se han vivido mucho más sentida. Qué Madre no escucha a sus hijo, partiendo de esta reflexión de la religiosidad popular, nuestra feligresía se ha ido advocando a su intercesión por las dificultades que estamos atravesando los venezolanos”.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock