06
ABRIL 2020
05:05
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Un herido de bala en protesta por comida

Un herido de bala  en protesta por comida
Photo Credit To Cortesía

*Quemaron el toldo de Polivargas, varias santamarías

e intentaron incendiar el Mercal

María Elena Moreno

[email protected]

Lo que empezó como una protesta por comida en Naiguatá la madrugada del lunes terminó en actos vandálicos, dejando un saldo de un herido por impacto de bala, dos personas detenidas por parte de funcionarios de Polivargas y otras 10 por la GNB que acudieron al lugar para disipar la manifestación.

Extraoficialmente se conoció que Luis Eduardo González (19), estudiante de la Universidad Simón Bolívar (USB), recibió un disparo en la pierna derecha quien según comentan conocidos venía saliendo de una fiesta y se acercó a saber qué pasaba. Fue trasladado al Seguro Social y ya se encuentra fuera de peligro.

Según el reporte policial los manifestantes lanzaron cohetones, piedras, botellas, palos y bombas molotov que quemaron algunas santamarias de locales comerciales en la entrada de la parroquia al igual que el toldo de Polivargas mientras disparaban a la comisión desde un Aveo de color azul. Informaron que también se registró intento de quema del módulo de Mercal.

Carlos Eduardo Verde Blanco (24) y Romel José Padilla Barrios (33) fueron los detenidos por la policía y serán presentados ante la Fiscalía Auxiliar Primera del Ministerio Público.

Los detenidos por la GNB fueron capturados en el sector Pueblo Arriba y están en la sede de la primera compañía de Desur en Camurí Chic. Están identificados como Carlos Tovar (18), Josué Hernández (26), José Carrasquel (30), Carlos Izaguirre (24), Jaiser Rivas (23), Alfredo Sandoval (28), Cristofer Rivas (19), Kelvin Lorenzo (21), además de dos menores de edad de 15 y 17 años.

Familiares desmienten acusaciones de vandalismo

Juan Carlos Díaz Durán es padre de uno de los detenidos de 17 años que está recluido en Camurí Chico y aclaró que su hijo no tuvo nada que ver con los hechos vandálicos por los que ahora será presentado ante la fiscalía.

“Ni siquiera es de Naiguatá sino de Anare, venía de la playa y un policía, que ya ha tenido varios problemas con él, se lo entregó a la guardia. Ahora quieren echarle la culpa del daño a los comercios. No podemos quejarnos del trato aquí en Desur porque ha sido muy bueno, hasta nos dejaron verlos, pero quiero que todo se esclarezca” expresó.

Asimismo Eneida González hermana de Jaiser Rivas (23) quien también está en el destacamento informó que su familiar venía de una fiesta “en donde mi otra hermana y mientras esperaba el taxi lo detuvieron. No corrió porque el no estaba haciendo nada malo, el que no la debe no la teme. Es un hombre que trabaja en la playa y no tiene nada que ver con lo que pasó”.

Al cierre de la edición no se pudo conocer qué tiempo exactamente tenían sin recibir alimentos los manifestantes de Naiguatá y si efectivamente luego de los hechos se les dio alguna respuesta a su solicitud. /MEM

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock