30
MAYO 2020
05:44
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Graciela Hidalgo arriba a los 46 años al servicio de la salud

Graciela Hidalgo arriba a los 46 años al servicio de la salud
Photo Credit To Cortesía

 Es un ejemplo de profesionalismo y mística para las nuevas generaciones

Doriana León.- Desde los 17 años, Graciela Hidalgo ejerce la enfermería como más que una profesión. Cuando salió del bachillerato quería ser médico y por ello sus padres la inscribieron en la Escuela Municipal de Enfermeras, en El Paraíso, para medir si realmente tenía vocación.

“Allí estuve durante un año en formación, y me di cuenta de que realmente quería dedicarme a la enfermería. Mi madre fue enfermera y mi padre penalista. Crecí en un hogar donde la disciplina, los valores familiares, la mística y compromiso por lo que se hacía eran bandera”.

En 1978 se graduó de Técnico Superior Universitario (TSU) en el Colegio Universitario Cecilio Acosta y luego en los años 80 se graduó en la Universidad del Zulia (LUZ) como Licenciada en Enfermería.

Tiene formación especializada en Cuidados Intensivos, neonatología, fertilidad y oncología y a lo largo de su trayectoria ha asumido cargos de jefatura, coordinación y supervisión en los hospitales del Lídice y Luis Razetti, en Caracas. Actualmente se desempeña como enfermera del servicio de pediatría del ambulatorio La Guaira.

Asegura que el profesional de la enfermería debe mantener un perfil ético que comprenda el compañerismo, trabajo en equipo y la solidaridad. “Debemos entregarnos con mucho humanismo para garantizar un servicio óptimo a los pacientes. Somos, en muchas oportunidades, quienes podemos darle una palabra de aliento y hacer sonreír a un enfermo”.

Recomienda a las nuevas generaciones trabajar desinteresadamente por el bienestar de los pacientes. “Ninguna enfermera se puede formar pensando en hacerse rica con el ejercicio de esta profesión. Debe haber vocación y voluntad de hacer las cosas bien”.

A sus 46 años de servicio afirma que se retirará de la enfermería cuando su cuerpo ya no pueda levantarse de una cama. “He sido hija, esposa, madre y abuela sin dejar de ser enfermera”./yg

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock