05
ABRIL 2020
12:59
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Gobierno no asume el pago de los salvavidas

Gobierno no asume  el pago de los salvavidas

* Comerciantes playeros cubren su salario y alimentación

Luis López

Solo dos socorristas son los encargados de vigilar cada playa y no cuentan con estabilidad laboral, ya que son los comerciantes playeros quienes cubren su pago diario y alimentación solo cuando tienen ventas.

Simón Morfe, presidente de la Asociación de Comerciantes en Playa La Zorra, dijo que a los guardavidas les cancelan Bs. 5 mil y algunos bonos, mientras que por los feriados pagan Bs. 7 mil. “Por lo general migran a hoteles por mejores beneficios”.

Indicó que contrataron a dos guardavidas sin certificación para ejercer, debido a que los adiestramientos de Capitanía de Puertos han sido suspendidos en varias ocasiones. “Este lunes un grupo fue al balneario a un curso, pero se canceló”.

Señaló que uno de los jóvenes ha sido pescador y buzo, así que usa esa experiencia para atender cualquier eventualidad.

Sin organismo regulador en la región

Leonardo Piñeira, instructor de Guardavidas por el YMCA,  de un organismo que supervise y evalúe a quienes cumplen con este trabajo. “En el 2005 se introdujo un proyecto de Ley del Guardavidas en la Asamblea Nacional, sin embargo solo fue aplicado en Nueva Esparta por el alto índice de muertes por inmersión”.

Manifestó que el año pasado realizaron inducciones, “pero no se ve a alguien resguardando la seguridad de los bañistas”.

Agregó que mientras no exista una ley o un organismo que vele por quienes cumplan con esta profesión, “seguirá el caos”.

Dos años de servicio

Oswaldo Pérez se desempeña como guardavidas en Playa Candileja. “Tengo dos años certificado por Capitanía de Puertos, donde hice un curso de tres días. Para renovar el permiso me dieron una charla y ya. Antes de carnavales dictaron un curso y para julio harán otro”.

Vendedores se preparan para temporada alta

Omar Sandoval, comerciante en playa Candileja, expresó que lamentablemente adquieren los insumos bachaqueados, por lo que sus precios son altos. “La playa puede tener mucha gente, pero no hay ventas porque un plato de pescado frito lo tenemos a Bs. 7 mil, los tostones a 4 mil y una sopa en 5 mil. Más barato no se puede porque no compramos productos regulados”./yg

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock