15
FEBRERO 2019
08:01
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Empanaderos pagan $30 a bachaqueros por bulto de harina PAN

Empanaderos pagan $30 a  bachaqueros por bulto de harina PAN
Photo Credit To Cortesía

Debido a que en ocasiones los distribuidores que los surten de los insumos para preparar las empanadas no les consiguen la harina de maíz, los vendedores tienen que resolver por sus propios medios y compran el bulto del producto a los bachaqueros, que se lo venden a partir de $30. Indican que tienen que pagarlo para poder trabajar diariamente.

“Normalmente la harina me cuesta 2.000 soberanos el kilo, pero cuando la consigo económica”, expresó Agustín Gomes, encargado de El Techo de la Ballena en El Mosquero, quien agregó que no ha dejado de ofrecer empanadas de carne o pollo pese a las dificultades que se tiene para conseguir estos alimentos.

El distribuidor con el que trabaja les despacha desde la carne molida y mechada hasta el pollo, pero “eso es un precio que sube diariamente. En la semana puede aumentar 50% y eso en ocasiones tiene que verse reflejado en el precio de las empanadas”.

“Hemos estado haciendo un esfuerzo para poder seguir ofreciendo un servicio a la clientela, que aunque ha menguado en comparación a otros años, aún siguen viniendo a comerse su desayuno”.

Gomes sostuvo que no ha tenido que despedir a los trabajadores que dependen de él. “Aquí somos 15 en total. El año pasado disminuyeron las ventas 40%, pero en lo que va de año se ha tenido mejor ventas que los últimos meses del 2018”.

En cuanto a los precios, mencionó que una empanada normal cuesta 2 mil soberanos, mientras que “La Operada”, la cual es una especial que está rellena de mariscos cuesta 5 mil. “Cabe mencionar que tenemos un precio especial para los trabajadores de Bolipuertos”.

Por su parte, Yadira Carrillo agregó que los precios en que tienen que vender las empanadas alejan a los clientes. “El que gana 18 mil soberanos no va a tener para pagar todos los días una empanada a 1.500 porque necesita ahorrarlo o utilizarlo para otras cosas importantes”.

Indicó que la afluencia de clientela ha bajado un 60% en los últimos tres meses. “Antes se venía para acá un domingo y teníamos clientes que esperaban que las mesas se desocuparan. Esto da tristeza, pero aquí estaremos trabajando hasta que podamos”. JAP/jd

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock