15
NOVIEMBRE 2018
03:50
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

“El funcionario que lo mató era amigo del gay por el que estaba preso mi hijo”

“El funcionario que lo mató  era amigo del gay por el que estaba preso mi hijo”
Photo Credit To Cortesía

Amy Torres

[email protected]

“Lo primero que me dijeron cuando llegué al Eje contra Homicidios fue que mi hijo se pretendía fugar. Que el funcionario estaba arriba y que lo quiso desarmar. Pero luego, el resto de los petejotas, me dijeron que fue un hecho accidental, que se le escapó el tiro”, expresa entre sollozos Milagros Pérez, madre del recluso Ángel Alejandro Pérez Tortosa (28), quien murió el jueves en la noche en el retén de Caraballeda a manos de un detective del Cicpc con 11 meses de antigüedad.

-Eso no fue así, cuando se te sale un disparo no le das a quemarropa. Aparte ese funcionario, llamado Gabriel Brito (21), que vive en la calle 2 de Naiguatá, era muy amigo de la persona por la cual mi hijo estaba preso. Lo mató porque quiso, expresa.

Pérez se refiere a Luis Oswaldo Figuera Cordero (45), quien fue asesinado a cuchilladas el 19 de diciembre de 2017 en su apartamento en La Gaviota Suite, en Tanaguarena.

-Aquí en Naiguatá todo se sabe y la gente me dice que Gabriel y ese Luis, que era gay, tomaban en la segunda, se la pasaban en Pueblo Arriba, dice la madre de Pérez.

Recuerda que a su hijo lo aprehendieron el 9 marzo de este año, porque también tenía amistad con Luis. “Ese Luis, que ya era un tipo, sacaba a los muchachos, les brindaba, esto y aquello. Él llamaba mucho a mi hijo, a quien meten preso solo por haberlo tratado. Yo no puedo decir que mi hijo iba a la iglesia, a él le gustaban sus fiestas, el bochinche; pero no era para que me lo mataran”.

En el hecho ocurrido en los calabozos del Cicpc también fue herido otro reo, de nombre Fernando Enrique Hernández Rosa (33), quien fue operado en el Seguro Social de La Guaira y está estable.

La consternada madre, quien labora como vendedora en Playa Los Ángeles, en Naiguatá, manifiesta que algunos compañeros de Brito la exhortaron a “dejar eso así. Pero yo no pienso quedarme tranquila. Mañana (lunes) voy a la Fiscalía a colocar la denuncia. El Cicpc no me ayudó con nada. La única ayuda la recibí del Instituto de Turismo, por el enlace de “Pantera” de la Cámara de Comerciantes Playeros”.

“Además, la novia del efectivo que mató a mi hijo no para de llamarme para aclarar las cosas. Si mi hijo estaba privado, ellos debían resguardarle su vida. Él no había matado a nadie, estaba como presunto y le faltaba poco para salir. De hecho lo tenían afuera como pasillero”.v

El occiso dejó a una niña de 7 años en orfandad. Y era el único varón de dos hermanos. “En el homicidio de mi hijo hay mucho hermetismo”, sentencia Pérez.

Sobre la versión policial de los hechos, esta indica que el detective de la Subdelegación La Guaira se encontraba junto a ambos detenidos realizando  labores de limpieza cuando accionó su arma accidentalmente. Presuntamente le imputan homicidio calificado.

Familiares de detenidos exigen que velen por sus vidas

“Se supone que ellos están pagando por un delito que cometieron, pero tampoco es justo que lo saquen de ahí muertos”, señala la allegada a uno de los presos que permanece en las celdas del Cicpc, quien manifiesta que teme por la integridad de su familiar.

Como ella son muchos los deudos que claman a la Fiscalía por una investigación transparente y que hechos como ese no se vuelvan a repetir. Además, insisten en que la petición de traslado por parte de los privados de libertad no termina de ser escuchada.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock