08
ABRIL 2020
02:55
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Ejerce la gratitud a diario y sé más feliz

Ejerce la gratitud  a diario y sé más feliz

 * Ser agradecido despierta nuestras emociones positivas

Agradecer por lo que tenemos, lo que somos o a quiénes tenemos cerca, nos permite valorar más nuestra vida y a nosotros mismos, lo cual se traduce en un aumento de la satisfacción y la felicidad.

 

Los beneficios de ser agradecido

 

  1. Te hace más feliz

Cuando eres una persona agradecida tu mente se enfoca en lo que tienes y no en lo que te falta. Valorar las cosas que tenemos nos hace ser personas más felices.

 

  1. Desarrollas una actitud positiva

Cuando somos agradecidos tendemos a ver el lado positivo de las cosas, teniendo una actitud positiva. Esta actitud nos hace sentir mejor.

 

  1. Haces felices a otras personas

Cuando valoran nuestro trabajo, nuestra ayuda, o simplemente un gesto que hayamos tenido, nos sentimos más felices. Una persona agradecida no sólo es más feliz, sino que beneficia a los demás haciéndoles más felices también.

 

  1. Fortalece tus relaciones

El hecho de ser una persona agradecida y beneficiar a otras personas fortalece las relaciones, hace que los demás se sientan bien contigo y les guste estar a tu lado.

 

  1. Valoras las cosas que te rodean

Ser agradecido hace que aprecies más las cosas que tienes a tu alrededor. Al ejercer la gratitud, somos más conscientes de todo lo que nos rodea y lo agradecemos, de las personas que intervienen en nuestro bienestar, de los pequeños detalles que nos facilitan el día a día.

Pensad un momento, desde que os habéis levantado, ¿cuántas cosas podéis agradecer? ¿a cuántas personas podéis dar las gracias?

 

Cómo aprender a serlo

Ser agradecido no cuesta nada y, sin embargo, nos hace ver la vida con otros ojos. Los que nos rodean también perciben este cambio y todo se torna mucho más fácil.

El diccionario define gratitud como el sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera.

Pero, la gratitud no es solamente eso. Podemos sentirnos agradecidos por estar vivos, sentir gratitud por tener la vida que tenemos y por todo lo bueno que hay ella.

Pensar en todo esto y sentirse realmente agradecido nos hace felices. Entonces cabe preguntarse por qué nos cuesta tanto serlo. Y la respuesta es que tendemos a centrarnos en los problemas, y esto es porque requieren atención para ser resueltos, lo cual ocupa nuestros pensamientos. Pero es importante que no nos dejemos llevar por los problemas, ya que está en nuestras manos ser felices.

 

Es fácil

 

Tan solo hace falta una sonrisa, un simple “gracias” o una pequeña nota dedicada a esa persona a la que le agradeces lo que ha hecho por ti o lo feliz que te hace.

Como ves, no hay un gasto de energía importante, porque no nos cuesta ningún esfuerzo. Tal vez por eso no le prestamos la atención que deberíamos.

En ocasiones todo esto ocurre porque ignoramos lo que nos rodea. Estamos tan abstraídos en nuestro propio mundo que nos olvidamos de los que están a nuestro alrededor.

Pero es fundamental estar conscientes de todas esas personas que nos rodean y que hacen nuestra vida más alegre, más feliz y más placentera. Todos tenemos allegados que nos han apoyado en los momentos difíciles de alguna u otra manera. El problema aflora cuando le damos más espacio en nuestros sentimientos y pensamientos a esas personas que nos han hecho daño.

Ten en cuenta que los amigos y la familia no siempre estarán ahí para ti. A veces no nos damos cuenta de que todo puede cambiar de un día para otro. Sé agradecido con tus seres queridos, antes de que sea demasiado tarde.

 

La gratitud se practica

Con todos los problemas que afrontamos, puede resultar difícil ser agradecido si no se practica la gratitud.

* Céntrate en el ahora: Vivimos pensando en el futuro y en el pasado, y esto nos impide saborear el presente y ser conscientes de todo por lo que deberíamos estar agradecidos.

* No estar plenamente conscientes de lo que tenemos hace que anhelemos eso que en realidad ya poseemos. Esto hace que sintamos carencias (que en realidad no tenemos) en nuestras vidas, y terminemos perdiendo eso que teníamos por haberlo descuidado. Y todo por no tener presente de que tenemos que abrir los ojos y mirar a nuestro alrededor.

* Nunca des nada por hecho: No des por sentado que tu pareja sabe que la amas, que tu madre sabe que la quieres. Dar por hecho es un error. Los demás necesitan escuchar de nuestra boca todo aquello por lo que les estás agradecido.

* No esperes nada de los demás: Un error en el que puedes caer es esperar que los demás actúen como tú lo vas a hacer. Esto, en la mayoría de las ocasiones, no va a suceder, así que elimina de tu mente este deseo. Para ser agradecido de verdad no esperes nada a cambio. Debes serlo porque así te sientes bien y porque así quieres hacerlo.

 

Agradece cada día

Apenas te levantes de la cama, agradece a Dios o a la vida, que puedes despertar una vez más y vivir. Cuando te vayas a dormir, procura estar agradecido por todo lo bueno que has podido experimentar y avanzar en dirección a tus metas. Para ello es importante que cada día tengas la disciplina necesaria para hacer lo debido en función de lograr tus objetivos. No te dejes llevar por el desgano, el miedo o el pesimismo, y pon manos a la obra.

A veces, no solo tenemos que mostrarnos agradecidos con las personas, sino con el propio hecho de estar vivos. Esto te hará sentirte afortunado y dibujará una sonrisa en tu cara cada día que te levantes y te vayas a la cama. No cuesta nada y serás mucho más feliz.

Ten en cuenta todas las oportunidades que has logrado gracias a tu esfuerzo, agradece todas esas cosas que has conseguido debido a tu insistencia, el resultado de todo el empeño que has puesto en conseguir lo que querías.

Vive tu vida agradeciendo constantemente el resultado de la misma y agradeciendo a las personas de tu entorno todo lo que te aportan.

Cuanto más practiques la gratitud más sencillo te resultará y llegará el momento en el que lo tomarás como una costumbre; la gratitud se habrá convertido en una parte de tu ser./CH

 

Tips:

  • Valora a las personas cuando las tienes, no cuando las pierdas
  • Ser agradecidos nos permite ser más optimistas
  • La gratitud aumenta nuestro bienestar mental, y esto se traduce en una mejora en nuestra salud* Ser agradecido despierta nuestras emociones positivas

 

Agradecer por lo que tenemos, lo que somos o a quiénes tenemos cerca, nos permite valorar más nuestra vida y a nosotros mismos, lo cual se traduce en un aumento de la satisfacción y la felicidad.

 

Los beneficios de ser agradecido

  1. Te hace más feliz

Cuando eres una persona agradecida tu mente se enfoca en lo que tienes y no en lo que te falta. Valorar las cosas que tenemos nos hace ser personas más felices.

  1. Desarrollas una actitud positiva

Cuando somos agradecidos tendemos a ver el lado positivo de las cosas, teniendo una actitud positiva. Esta actitud nos hace sentir mejor.

  1. Haces felices a otras personas

Cuando valoran nuestro trabajo, nuestra ayuda, o simplemente un gesto que hayamos tenido, nos sentimos más felices. Una persona agradecida no sólo es más feliz, sino que beneficia a los demás haciéndoles más felices también.

  1. Fortalece tus relaciones

El hecho de ser una persona agradecida y beneficiar a otras personas fortalece las relaciones, hace que los demás se sientan bien contigo y les guste estar a tu lado.

  1. Valoras las cosas que te rodean

Ser agradecido hace que aprecies más las cosas que tienes a tu alrededor. Al ejercer la gratitud, somos más conscientes de todo lo que nos rodea y lo agradecemos, de las personas que intervienen en nuestro bienestar, de los pequeños detalles que nos facilitan el día a día.

Pensad un momento, desde que os habéis levantado, ¿cuántas cosas podéis agradecer? ¿a cuántas personas podéis dar las gracias?

Cómo aprender a serlo

Ser agradecido no cuesta nada y, sin embargo, nos hace ver la vida con otros ojos. Los que nos rodean también perciben este cambio y todo se torna mucho más fácil.

El diccionario define gratitud como el sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera.

Pero, la gratitud no es solamente eso. Podemos sentirnos agradecidos por estar vivos, sentir gratitud por tener la vida que tenemos y por todo lo bueno que hay ella.

Pensar en todo esto y sentirse realmente agradecido nos hace felices. Entonces cabe preguntarse por qué nos cuesta tanto serlo. Y la respuesta es que tendemos a centrarnos en los problemas, y esto es porque requieren atención para ser resueltos, lo cual ocupa nuestros pensamientos. Pero es importante que no nos dejemos llevar por los problemas, ya que está en nuestras manos ser felices.

 

Es fácil

Tan solo hace falta una sonrisa, un simple “gracias” o una pequeña nota dedicada a esa persona a la que le agradeces lo que ha hecho por ti o lo feliz que te hace.

Como ves, no hay un gasto de energía importante, porque no nos cuesta ningún esfuerzo. Tal vez por eso no le prestamos la atención que deberíamos.

En ocasiones todo esto ocurre porque ignoramos lo que nos rodea. Estamos tan abstraídos en nuestro propio mundo que nos olvidamos de los que están a nuestro alrededor.

Pero es fundamental estar conscientes de todas esas personas que nos rodean y que hacen nuestra vida más alegre, más feliz y más placentera. Todos tenemos allegados que nos han apoyado en los momentos difíciles de alguna u otra manera. El problema aflora cuando le damos más espacio en nuestros sentimientos y pensamientos a esas personas que nos han hecho daño.

Ten en cuenta que los amigos y la familia no siempre estarán ahí para ti. A veces no nos damos cuenta de que todo puede cambiar de un día para otro. Sé agradecido con tus seres queridos, antes de que sea demasiado tarde.

La gratitud se practica

Con todos los problemas que afrontamos, puede resultar difícil ser agradecido si no se practica la gratitud.

* Céntrate en el ahora: Vivimos pensando en el futuro y en el pasado, y esto nos impide saborear el presente y ser conscientes de todo por lo que deberíamos estar agradecidos.

* No estar plenamente conscientes de lo que tenemos hace que anhelemos eso que en realidad ya poseemos. Esto hace que sintamos carencias (que en realidad no tenemos) en nuestras vidas, y terminemos perdiendo eso que teníamos por haberlo descuidado. Y todo por no tener presente de que tenemos que abrir los ojos y mirar a nuestro alrededor.

* Nunca des nada por hecho: No des por sentado que tu pareja sabe que la amas, que tu madre sabe que la quieres. Dar por hecho es un error. Los demás necesitan escuchar de nuestra boca todo aquello por lo que les estás agradecido.

* No esperes nada de los demás: Un error en el que puedes caer es esperar que los demás actúen como tú lo vas a hacer. Esto, en la mayoría de las ocasiones, no va a suceder, así que elimina de tu mente este deseo. Para ser agradecido de verdad no esperes nada a cambio. Debes serlo porque así te sientes bien y porque así quieres hacerlo.

 

Agradece cada día

Apenas te levantes de la cama, agradece a Dios o a la vida, que puedes despertar una vez más y vivir. Cuando te vayas a dormir, procura estar agradecido por todo lo bueno que has podido experimentar y avanzar en dirección a tus metas. Para ello es importante que cada día tengas la disciplina necesaria para hacer lo debido en función de lograr tus objetivos. No te dejes llevar por el desgano, el miedo o el pesimismo, y pon manos a la obra.

A veces, no solo tenemos que mostrarnos agradecidos con las personas, sino con el propio hecho de estar vivos. Esto te hará sentirte afortunado y dibujará una sonrisa en tu cara cada día que te levantes y te vayas a la cama. No cuesta nada y serás mucho más feliz.

Ten en cuenta todas las oportunidades que has logrado gracias a tu esfuerzo, agradece todas esas cosas que has conseguido debido a tu insistencia, el resultado de todo el empeño que has puesto en conseguir lo que querías.

Vive tu vida agradeciendo constantemente el resultado de la misma y agradeciendo a las personas de tu entorno todo lo que te aportan.

Cuanto más practiques la gratitud más sencillo te resultará y llegará el momento en el que lo tomarás como una costumbre; la gratitud se habrá convertido en una parte de tu ser./CH

Tips:

  • Valora a las personas cuando las tienes, no cuando las pierdas
  • Ser agradecidos nos permite ser más optimistas
  • La gratitud aumenta nuestro bienestar mental, y esto se traduce en una mejora en nuestra salud

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock