02
ABRIL 2020
07:43
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Reclusos duermen parados por hacinamiento

Reclusos duermen parados por hacinamiento
Photo Credit To Cortesía

Denuncian abusos y agresiones en requisa a reos del Cicpc

Como todos los sábados, familiares de los detenidos en los calabozos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Caraballeda acudieron a llevarles la comida.

Sin embargo, había un “movimiento” inusual de funcionarios dentro del recinto, a lo que le siguió la movilización de los reclusos desde las celdas hasta el pasillo: se trataba de una requisa.

“Sabemos que les pegan con potes de refrescos y hasta con el palo de un pico, y no pueden decir nada porque es peor”, aseguró Margaret Escobar, pariente de un reo, quien pasadas las 2:00 pm se mantenía junto a un grupo numeroso de madres y demás allegados en las afueras del retén.

Denunció que hay muy enfermos, otro tienen abscesos, erupciones en la piel y hasta piojos. “No les dejan pasar las medicinas, y cuando algunas veces lo permiten se las botan. En un día normal de visita a las 11 am ya estamos en nuestras casas, pero ahorita no podemos irnos pues si lo hacemos les irá peor”.

Asimismo, indicó que no les dejan pasar las toallas ni las sábanas. Dada la situación en el retén, los familiares solicitan la intervención de la Fiscalía de Derechos Fundamentales.

Otra que se quejó fue Rosa Freites, quien mencionó que la situación de los detenidos se complica debido a que los jueces no quieren trabajar. “Tengo a mi familiar aquí desde hace cinco meses y nada que lo atienden. No tenemos ayuda de nadie. Llevamos dos meses y ocho días esperando la decisión de la corte y nada que llega”.

Ambas coincidieron con que el hacinamiento se ha convertido en una bomba de tiempo. Aseguran que en el lugar hay más de 140 privados de libertad. “Mientras unos comen ven al otro detenido haciendo sus necesidades enfrente. Eso es inhumano. Muchos ni duermen porque están todo el tiempo parados; algunos se turnan para descansar”, añadió Freites.

“Tenían quince días sin hacer requisas, y las están haciendo cada vez que les da la gana. Lo peor es que le botan todo. Hoy, si acaso, comerán después de las 5 pm”.

Antonia Flores manifestó que no entiende por qué les botan sus artículos personales sabiendo lo difícil que está conseguirlos. “Todo lo botan en la noche: sábanas, desodorantes, las tazas de la comida, la pasta dental; todo”./AT

 

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock