04
JUNIO 2020
02:12
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Conviasa sigue peloteando a pasajeros

Conviasa sigue peloteando a pasajeros
Photo Credit To Félix Laucho

 

*Los que iban a Madrid y La Habana pagaron plantón

 “Queremos soluciones, queremos soluciones”, gritaban al unísono 220 pasajeros entre embarazadas, niños, bebés y adultos mayores que en horas de la tarde de ayer todavía esperaban para embarcar desde las puertas 24 y 25 del Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

Este grupo forma parte de los 467 pasajeros que a las 6:00 pm del pasado viernes 5 de mayo debían abordar un vuelo de Conviasa con destino a Buenos Aires. De esa cantidad al menos 30 son argentinos.

Al primer grupo que fue chequeado le informaron que saldrían en dos aviones Boeing 737-400 C de Turpial Airlines, con capacidad para 150 pasajeros, pero a los que solo abordarían a 110 en cada uno. Finalmente, el vuelo 5012 salió a las 7:00 pm de ayer.

Así lo dio a conocer Alana Pérez, una de las venezolanas que estuvo varada por al menos 100 horas. “Los primeros hoteles a los que nos enviaron el viernes fueron un desastre: eran cochinos, había hasta cucarachas. Entre estos estaba el Santiago”.

Denunció que hubo usuarios a los que solo les dieron un pan y un jugo, a pesar de que estaban desde las 10 am del viernes en el aeropuerto. Mientras que el sábado 6 estuvieron más de 12 horas en el aeropuerto pasando penurias.

Hasta ese momento ningún representante de Conviasa les había ofrecido razones de la demora en el abordaje. Fue en ese momento cuando decidieron hacer bulla a manera de protesta. Entonces el gerente de Operaciones, Figarrollo, les dio la cara.

Tripulación afirmó que no tenían permisos de vuelo

Pérez denunció que a las 9:00 pm del lunes no sabían nada de su vuelo. “Nos encontramos con la tripulación y nos dicen que lo único que saben es que Conviasa no tenía permisos de vuelo”.

Sin embargo, recordó que los pocos motivos que les expusieron a los molestos pasajeros era que no habían abordado por una tormenta en Viru-Viru, lo que les impedía su arribo al Aeropuerto Internacional de Bolivia, donde se supone que harían escala para recargar el combustible.

Mientras la tripulación se fue a descansar las ocho horas reglamentarias, los pasajeros de Conviasa debieron preparar los rígidos asientos de la terminal internacional, así como cualquier otro rinconcito para medio dormir.

Niños, bebés, abuelos, algunos con complicaciones de salud y embarazadas debieron conformarse con el piso como colchón. No obstante, lo peor no eran esas condiciones, sino que apenas les dieron una arepa y un pan de hojaldre para comer. “Cuando fuimos a pedir otro hojaldre, nos lo negaron. Tampoco podemos asearnos”.

Durante la mañana del martes, gracias nuevamente a la bulla de los afectados, reciben una respuesta: no hay permisos de vuelo. A las 2:00 pm los darán.

Olga González, del vuelo 5010 a Buenos Aires, dijo: “No aguanto más. No tengo carta de reembolso del dinero. Soy de Valencia y estoy a la deriva”.

Los de Madrid, Bogotá y La Habana también a la intemperie

Yeny Santana esperaba para abordar el vuelo 4100 con destino a La Habana. “Desde las 4:00 am que llegamos no hemos obtenido respuesta. Algunos estaban en el limbo desde el viernes hasta ayer que salió el vuelo”.

Dijo que la comida ha sido insuficiente. “La información que nos dieron es que no pagaron el seguro. Sin embargo, el gerente nos dijo que ya habían pagado y que a las 2:00 pm resolverían”. Finalmente salieron en un avión de La Venezolana en la tarde.

Los que iban a Madrid les aseguraron que abordarían el vuelo, pero no les precisaron la hora.

Los de Bogotá se quejaron por tener tres días en el limbo. “Han salido para Panamá y nosotros seguimos sin saber si saldremos de Maiquetía. Solo nos dieron almuerzo y un refrigerio. Todo ha sido un cuento, una mentira. Nos tratan peor que a unos perros”, expresó molesto José Luis Borges.

Argentino dice “nos tienen secuestrados”

“Nos tienen varados, nos tienen secuestrados en el aeropuerto. Dos funcionarios del IAIM vinieron a darnos la cara, pero sabemos que no tienen la culpa de lo que ocurre con la awrolínea. Queremos que todo el mundo vea este video, pedimos que nadie viaje más nunca con Conviasa”, se le escucha decir a un pasajero argentino a través de la red social Instagram.

Desde la misma plataforma se quejó de que había muchos “nenes sin comer. Los míos tienen 3 y 8 años”.

Alana Pérez precisó que por no tener bolívares los argentinos la han pasado todavía peor. “Algunos han perdido citas médicas, sus trabajos. No pueden darle de comer a sus hijos. Es terrible y nadie se hace responsable”.

Gustavo Agrizonis, otro afectado, refirió que recibieron la asistencia de un fiscal del Ministerio Público de Venezuela, pero que este no brindó ninguna solución; solo siguió un protocolo más.

Aseguró que pedirán una indemnización pues, además, les indicaron que solo les permitirían el abordaje de una sola maleta de las dos reglamentarias. La otra se las harían llegar un día después del viaje.

“Vivo a dos horas del Aeropuerto de Ezeiza, en Argentina, y para retirar esa otra maleta debo gastar al menos 50 dólares que la aerolínea no nos va a reponer. Incluso, los que tenían que hacer otras conexiones desde Argentina también perdieron sus vuelos sin que Conviasa se hiciera responsable. Estamos totalmente desasistidos. Ha sido un trato cruel e inhumano”.

Se supo que para superar esta contingencia la aerolínea estatal alquiló aviones: un MD 160 puestos en Laser, otros en Turpial y otro a Avior para Argentina, Panamá, La Habana y Bogotá. Para Madrid contrataron un Plus Ultra.

Aunque se intentó buscar información en las oficinas de la aerolínea, nos informaron que la prensa tiene negado el acceso a la gerencia.

 

 

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock