23
FEBRERO 2020
03:03
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Colas de cinco horas para comprar cemento en Pariata Desde las 5:00 am se armó la cola en la entrada de la Ferretería Carabanchel, ubicada en Calle Nueva de Pariata, donde recibieron despachos de cemento. Con la esperanza de adquirir el escaso producto, cerca de un centenar de varguenses esperaron de pie bajo el sol. Aseguraron que deben aguantar las colas si quieren mantener activas sus construcciones y reparaciones. “Tengo más de cinco horas esperando, lo hago porque venden el cemento a precio razonable. Por allí lo tienen hasta en Bs. 300 el saco, y no estoy dispuesto a caer en esa especulación. Desde mayo empecé a construir una casa y no llevo ni la mitad porque consigo materiales una vez a la cuaresma. Hasta para esto hay que andar haciendo cola”, explicó Rubén Izaguirre. La venta se reguló a tres sacos por cliente, en Bs. 65 cada uno. El encargado de la ferretería, Carlos Rodríguez, manifestó que los despachos siguen siendo reducidos e intermitentes. “Nos mandan máximo seis paletas. Esta vez solo podremos abastecer a unas 60 personas. Hacemos el pedido, pero no llega completo porque hay escasez”. //MEM//a.r

Colas de cinco horas para comprar cemento en Pariata Desde las 5:00 am se armó la cola en la entrada de la Ferretería Carabanchel, ubicada en Calle Nueva de Pariata, donde recibieron despachos de cemento. Con la esperanza de adquirir el escaso producto, cerca de un centenar de varguenses esperaron de pie bajo el sol. Aseguraron que deben aguantar las colas si quieren mantener activas sus construcciones y reparaciones. “Tengo más de cinco horas esperando, lo hago porque venden el cemento a precio razonable. Por allí lo tienen hasta en Bs. 300 el saco, y no estoy dispuesto a caer en esa especulación. Desde mayo empecé a construir una casa y no llevo ni la mitad porque consigo materiales una vez a la cuaresma. Hasta para esto hay que andar haciendo cola”, explicó Rubén Izaguirre. La venta se reguló a tres sacos por cliente, en Bs. 65 cada uno. El encargado de la ferretería, Carlos Rodríguez, manifestó que los despachos siguen siendo reducidos e intermitentes. “Nos mandan máximo seis paletas. Esta vez solo podremos abastecer a unas 60 personas. Hacemos el pedido, pero no llega completo porque hay escasez”. //MEM//a.r

Desde las 5:00 am se armó la cola en la entrada de la Ferretería Carabanchel, ubicada en Calle Nueva de Pariata, donde recibieron despachos de cemento. Con la esperanza de adquirir el escaso producto, cerca de un centenar de varguenses esperaron de pie bajo el sol. Aseguraron que deben aguantar las colas si quieren mantener activas sus construcciones y reparaciones.

“Tengo más de cinco horas esperando, lo hago porque venden el cemento a precio razonable. Por allí lo tienen hasta en Bs. 300 el saco, y no estoy dispuesto a caer en esa especulación. Desde mayo empecé a construir una casa y no llevo ni la mitad porque consigo materiales una vez a la cuaresma. Hasta para esto hay que andar haciendo cola”, explicó Rubén Izaguirre.

La venta se reguló a tres sacos por cliente, en Bs. 65 cada uno. El encargado de la ferretería, Carlos Rodríguez, manifestó que los despachos siguen siendo reducidos e intermitentes. “Nos mandan máximo seis paletas. Esta vez solo podremos abastecer a unas 60 personas. Hacemos el pedido, pero no llega completo porque hay escasez”. //MEM//a.r/Foto: Ender Saavedra

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock