21
MARZO 2019
04:31
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!!
instagram

Cobros confiscatorios e ilegales liquidan a las aduaneras

Cobros confiscatorios e ilegales liquidan a las aduaneras
Photo Credit To Cortesía

Luis López

“El balance sobre las aduaneras es grave. Cada día y de forma progresiva son menos las importaciones y exportaciones desde el año 2012, considerando que por los puertos se mide la economía de un país”, así se expresó Rusvel Gutiérrez, presidente de Caduainco.

“Vemos como la movilidad en los puertos ha caído considerablemente y que empieza cuando los funcionarios arremeten contra los auxiliares de la administración de aduanas al obligarlos a cumplir con una serie de trámites para poder seguir operando, como los pagos por registro de 800 dólares, que pone en evidencia el debacle del sector”.

Afirmó que los trámites administrativos y tributarios son ordenanzas de corte inconstitucional, empezando por la aplicación del petro; la Ley de Tasas Portuarias, que las autoridades de Bolipuertos la aplican sin la debida canalización a los que están obligados o no por la misma por ley, creando líneas de tasas o pagos confiscatorios que sobrepasan la capacidad del ingreso anual de cualquier auxiliar de administración de aduana.

“Según el registro del Saren existían 1.200 aduanas para el año 2012 y en la actualidad quedan menos de 60 para su operación y donde actualmente Bolivariana de Puertos hace retenciones de carga al margen de la ley”.

Aseguró que “impiden la salida al legítimo propietario o representante de no pagar el registro anual de 800 dólares por año, incluyendo los pagos retroactivos de los tres. Sin estos pagos no será acreditado para el ingreso a la zona primaria del puerto para observar el acto de reconocimiento, que debe ser un acto público”.

Gutiérrez indicó que quienes no se inscribieron los últimos tres años, deberán pagar 7.913.328 bolívares soberanos. “Es una forma discrecional, un secuestro de bienes importados, un raspado de olla”.

Permanente extorsión al agente aduanal

“Hemos solicitado una reunión con el presidente de Bolipuertos”, afirma Gutiérrez, para constituir una mesa técnica que debería conducir a un debate sobre el pago de esta tasa portuaria y su implementación.

“Es una extorción el montaje de todos los procedimientos administrativos de este Gobierno. Es cuesta arriba desde obtener una carta de residencia comercial hasta una licencia de industria y comercio, una conformidad de uso, entre otro. Eso hay que desmantelarlo porque ha liquidado al sector aduanero”.

Igualmente dijo: “Señores, retener las cargas hasta tanto no les paguen, dejan a los agentes de aduana sin saber qué hacer. El pago de los dos a tres últimos años para poder registrarse es una arbitrariedad”.

La Ley de Tasas Portuarias establece un registro que no necesariamente ha de ser todos los años. Mientras hay continuidad administrativa no es necesario otro y la Ley de Aduanas no establece renovación, lo que puede ser solicitado en todo caso es una actualización”.

Afirmó que Bolipuertos es un auxiliar de aduana, que pide a otro auxiliar requisitos que no están establecidos en ninguna norma. “Obligar a agentes aduanales a cumplir las normas de seguridad industrial, donde no tienes vehículo, no opera en oficinas aduaneras, no traslada ni almacena mercancía, sino que solo cumple una función contemplada en Ley de Aduanas que es hacer solo presencia en el acto de reconocimiento”.

Cobros excesivos

y nada a cambio

Por ese cobro de tasa portuaria de Bolipuertos no hay ninguna contraprestación por parte del Gobierno. “No hay baños, agua, ni seguridad en función a esos 800 dólares que cobran por registrarte”.

Recalcó que “además cobra por atraque, amarre, pilotaje, almacenamiento, posicionamiento, emisión de pase de salida, emisión de acta. Todo lo paga el cliente a Bolipuertos, aparte del pago a las que están obligadas las navieras. Es pues un encadenamiento de pago”.

Insistió en que tienen una retención indebida de contenedores. “Si pides para hacer una inspección extra judicial para constituir pruebas, resulta que no aceptan. Donde no existe justicia es peligroso tener la razón”.

Al referirse a las importaciones, dijo que está llegando poca carga del sector privado. “A los puertos solo está arribando carga rezagada del Gobierno por algunos compromisos internacionales asumidos, sobre todo de alimentos”.

Declaró que al sector aduanero lo liquidaron, por tantas obligaciones para mantenerse al día en lo operativo y administrativo. “Un promedio de tres a cinco embarques tiene la empresa privada por semana que no alcanza ni para la nomina reducida a dos empleados”.

Por otra parte, Caduainco está dispuesta a apoyar la ayuda humanitaria, “si se empeñan en impedir su entrada hay que apelar al ciudadano para que acuda a esas instalaciones portuarias para hacer valer sus derechos”./jd

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock